Empresas

Los acreedores de Rivero y Soler venden sus créditos al fondo buitre Blackstone

Los bancos acreedores de Joaquín Rivero y su socio Bautista Soler, que presentaron recientemente concurso de acreedores para sus sociedades, han vendido parte de la cartera de créditos que tenían pendientes con los empresarios al fondo Blackstone y a la entidad canadiense Caisse de Dépot du Québec. Los créditos vendidos equivalen aproximadamente a un 12% del capital de Gecina, la inmobiliaria francesa de la que Rivero y Soler controlan algo más de un 31%, una participación que sirve como garantía para los mencionados créditos.

Joaquín Rivero
Joaquín Rivero

El fondo Blackstone y Caisse de Dépot du Québec han entrado de lleno en el proceso concursal de Alteco y MAG Import, las instrumentales de Joaquín Rivero y Bautista Soler. Ambas entidades han comprado parte de los créditos que los bancos concedieron en su día a los empresarios para adquirir su participación en la inmobiliaria francesa Gecina.

Según la información que publicaba el diario francés L’Echos en su página web, la cartera de créditos adquirida por Blackstone y Caisse de Dépot su Québec se corresponden con aproximadamente un 12% del capital de Gecina. Las entidades financieras acreedoras han tomado esta decisión ante la imposibilidad de ejecutar las garantías del préstamo sindicado (esto es, las acciones de Gecina) ya que el juez concursal emitió un auto que impedía realizar tal maniobra, con el fin de evitar que las sociedades concursadas se quedaran sin activos para cumplir con los acreedores.

Fuentes del mercado señalan que Caisse de Dépot du Québec llevaba mucho tiempo interesada en entrar en el capital de Gecina mientras que Blackstone es un habitual en la compra de cartera de créditos fallidos, con considerables descuentos.

Las instrumentales de Rivero y Soler lograron un acuerdo para refinanciar la deuda del préstamo sindicado con 13 entidades bancarias por un valor aproximado de 1.625 millones de euros. El pacto incluía tres condiciones a cumplir por parte de Alteco y MAG Import, entre ellas retomar los dividendos de Gecina que están actualmente bloqueados por la Justicia francesa, como consecuencia de los pleitos de los minoristas contra la gestión de Rivero cuando fue presidente de la inmobiliaria francesa.

Tan sólo el principio

Al no desbloquearse por el momento la situación, los bancos decidieron otorgar una prórroga a la espera de la decisión judicial pero uno de ellos, el francés Natixis, se negó. Esta situación llevó a Rivero y Soler a presentar un preconcurso de acreedores que desembocó en el concurso ante la negativa de Natixis a seguir negociando.

Los empresarios españoles buscaban con este movimiento impedir que los bancos pudieran ejecutar la garantía del sindicado, que no es otra que el 31% de Gecina que ostentan. Los bancos, en este caso sí en acción conjunta, trataron de llevar a cabo esa ejecución hace dos semanas pero las administraciones concursales lograron que los jueces emitieran sendos autos que impidieron la maniobra para evitar que Alteco y MAG Import quedaran vacías de activos para compensar a los acreedores.

En esta situación, algunos bancos del sindicado han decidido traspasar sus créditos con estas sociedades a Blackstone y Caisse de Dépots du Québec que, de acuerdo con fuentes del mercado, han obtenido un notable descuento. De esta forma, los bancos han obtenido la liquidez que buscaban y se han podido olvidar del concurso de las instrumentales.

Las mismas fuentes no descartan que los compradores traten de convencer a más entidades para hacerse con un mayor porcentaje del crédito y negociar después directamente con Rivero y Soler.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba