Empresas

Powell, el nuevo sheriff de Wall Street, invirtió en la española Amadeus

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha colocado al frente de las dos mayores instituciones estadounidenses reguladoras del mercado, la FED y la SEC, a dos profesionales ligados a la banca de inversión, Jerome Powell y Jay Clayton

Jerome Powell y Donald Trump.
Jerome Powell y Donald Trump. Efe.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha colocado al frente de los dos organismos reguladores de los mercados y las finanzas del país a dos profesionales vinculados con la banca de inversión. Los nombramientos de Jerome Powell y Jay Clayton para dirigir, respectivamente, la FED -el banco central del país- y la SEC -la CNMV estadounidense- son, presumiblemente, del agrado de Wall Street. ¿Burbujón a la vista?

El jueves Trump anunció la nominación de Powell como próximo presidente de la Reserva Federal; el nombramiento tiene que ser ahora aprobado por el Senado. Aunque profesionalmente Powell ha estado ligado al que posiblemente sea el grupo de inversión con mayor poder político del mundo, el grupo Carlyle, está considerado como un profesional cauto y alejado de las posturas más extremistas que requerían a Trump un nombramiento con un perfil aun más financiero y cercano a la banca de inversión.

Jerome Powell (1954), tiene algunas peculiaridades que le diferencian de sus antecesores al frente del banco central más poderoso del mundo. Pero también guarda algunas similitudes, lo que amortigua la impresión de que Trump ha dejado en manos de Wall Street las riendas de la autoridad financiera del país, lo que podría impulsar una mayor desregulación y dar pie a nuevas burbujas.

Los presidentes de la FED y de la SEC, y los secretarios del Tesoro y del Comercio nombrados por Trump han trabajado en banca de inversión

Su formación académica y su fortuna diferencian a Powell de sus antecesores en la Reserva Federal. La mayoría de los presidentes de la Fed en las últimas décadas han sido economistas, mientras que Powell es abogado de formación.

Su paso por el grupo Carlyle entre los años 1997 y 2005 coincidió con una etapa en la que la sociedad de capital riesgo apostó por situar en sus consejos a exlíderes políticos mundiales. En esa época, entre los asesores de la firma de inversión estadounidense se encontraban George Bush (padre), el exprimer ministro británico John Major, el ex presidente de Filipinas Fidel Ramos, el exsecretario de Estado James Baker, o Arthur Levitt, expresidente de la SEC. En una entrevista concedida en 2003 por dos de los fundadores de Carlye al diario Cinco Días, al ser preguntados si ficharían a algún político español, preguntaron por el Rey Juan Carlos.

De acuerdo a la información publicada por la Administración estadounidense sobre los bienes de Powell al término del año 2016, el próximo presidente de la Fed tiene acciones y pagos pendientes de fondos de inversión por un valor máximo superior a los 50 millones de dólares; e ingresos ese año de entre unos cuatro y más de nueve millones de dólares. La publicación sobre la valoración de los bienes de los funcionarios de Estados Unidos estima esta entre un mínimo y un máximo. 

Declaración de bienes de Jerome Powell.
Declaración de bienes de Jerome Powell. Oficina de Ética del Gobierno de EE UU.

En los dos últimos años la inversión en cotizadas por parte de Powell parece haberse desviado más hacia valores estadounidenses y fondos de inversión globales. En la declaración de bienes de los años 2013 y 2014 aparecían numerosas compañías europeas cotizadas. Entre ellas, la única española era Amadeus. De acuerdo a dichas publicaciones, Powell tenía invertido entre 1.000 y 15.000 dólares en acciones de la central de viajes con sede en Madrid.

Pero frente a estos factores que diferencian a Powell de los anteriores presidentes de la Fed, el próximo dirigente del organismo es un hombre de la casa. El expresidente Barak Obama nombró a finales de 2011 a Powell como miembro del Consejo de Gobierno de la Fed. Por esta razón algunos analistas han apuntado que realmente el nombramiento supondrá una continuidad en la política económica del banco central de Estados Unidos.

Clayton, abogado de Wall Street

La designación de Powell al frente de la FED se suma a la de Jay Clayton en la SEC. Clayton fue nombrado por Trump a principios de año y el pasado mes de mayo tomó posesión como presidente del regulador del mercado estadounidense. Al igual que Powell, Clayton también ha estado muy ligado a la banca de inversión.

El nuevo presidente de la SEC trabajó durante 20 años como socio del bufete Sullivan & Cromwell. Ahí participó en el asesoramiento de algunas de las mayores operaciones de salida a Bolsa de los últimos años, como la del grupo chino Alibaba, en 2014, la mayor de la historia. También como en el caso de Powell, el patrimonio de Clayton se estima en varias decenas de millones de dólares.

Otros nombramientos de Trump escogidos entre profesionales cercanos a Wall Street han sido los de Steven Mnuchin y  Wilbur L. Ross. El presidente de Estados Unidos nombró como secretario del Tesoro a Mnuchin, exsocio de Goldman Sachs y que hizo una fortuna con la venta de hipotecas basura. Y designó a Wilbur Ross, otro multimillonario conocido como el rey de la quiebra, como secretario de Comercio. Y sin ir más lejos, Trump ha designado como embajador de Estados Unidos en España al presidente de un hedge fund, Duke Bucham, de Hunter Global Investors.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba