Empresas

El holding de Manuel Jove gana 51 millones en su primer año sin ser el máximo accionista de BBVA

Inveravante recortó casi un 50% sus ingresos en relación con 2013, año en el que liquidó la mayor parte de su participación en BBVA y ejecutó la venta de la petrolera Vetra, con jugosas plusvalías. El 60% de su facturación proviene de negocios renovables.

Manuel Jove, presidente de Inveravante
Manuel Jove, presidente de Inveravante

Llegó a ser el principal accionista del BBVA, con una participación de algo más del 5%, aunque nunca se sentó en su consejo de administración. Hace más de un año que el empresario Manuel Jove ya no tiene tal condición pero sus nuevas inversiones, mayoritariamente volcadas en el sector energético, demuestran también ser rentables. Inveravante, el holding a través del que las canaliza, cerró 2014 con un beneficio consolidado de 51,6 millones de euros.

El pasado no era un ejercicio cualquiera para Jove. Fue el primer año en el que no disponía del dividendo que le proporcionaba la participación en BBVA. Además, los resultados no resistirían la comparación con los de 2013 por el efecto de la venta de la participación que poseía en la petrolera colombiana Vetra, saldada con jugosas plusvalías.

De ahí que la cifra de negocios de Inveravante se haya quedado en 2014 en 129,4 millones de euros, un 48% por debajo de la registrada el año anterior, de acuerdo con las cuentas depositadas por la empresa en el Registro Mercantil. El 59% de la facturación proviene de los negocios de energías renovables; el 14%, del sector inmobiliario; y algo más del 10% del negocio bodeguero, que disparó sus ingresos por encima de los 14 millones de euros, gracias al éxito de sus exportaciones.

En un ejercicio de transición en cuanto a nuevas inversiones financieras se refiere, Inveravante se ha centrado en el negocio renovable, sobre todo en el exterior, toda vez que los cambios normativos en España ha hecho que el holding haya tenido que provisionar cerca de 40 millones de euros en dos años para cubrir el deterioro de sus inversiones en los cinco parques eólicos y las dos plantas termosolares con las que cuenta.

Negocios internacionales

Mejor resultado están dando los parques eólicos que ha desarrollado en Brasil y Canadá, ya operativos, a los que hay que añadir otros dos proyectos de energía hidráulica en Panamá.

Uno de ellos, Monte Lirio, ya está en funcionamiento mientras que el de Pando tiene previsto su entrada en servicio para finales de 2015 o comienzos de 2016. En esta área, Inveravante también cuenta con una central en Brasil (Inxu), que comenzará a funcionar en los próximos meses.

El holding de Manuel Jove ha aterrizado también en México con una llamativa concesión de 44 años para el desarrollo, construcción y explotación de un intercambiador de transportes en una de las principales arterias de la capital, en cuyos terrenos también está previsto que se levante un rascacielos de 41 plantas y que igualmente podría contar con un desarrollo hotelero.

Otro de los activos estratégicos de Inveravante es el terreno sobre el que se asienta el Parque Warner de Madrid, cuyo contrato de arrendamiento vence a finales del próximo 2016 y que muy probablemente será renovado.

Inveravante cerró 2014 con una deuda próxima a los 750 millones de euros, frente a unos fondos propios de algo más de 1.500 millones. La mayoría del endeudamiento está relacionado con los proyectos de energías renovables que el holding ha puesto en marcha o bien que está desarrollando y, por lo tanto, se encuentran en fase de inversión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba