Empresas

Acreedores de Colonial y Metrovacesa ponen en el mercado sus carteras de deuda

Los numerosos fondos de inversión que han llegado a España en busca de oportunidades en el sector inmobiliario no sólo se están fijando en los edificios de oficinas. Acreedores de inmobiliarias como Metrovacesa y Colonial están sacando al mercado sus carteras de deuda. Las operaciones, que están siendo articuladas por Goldman Sachs, presentan unos descuentos que llegan hasta el 75%.

Edificio de oficinas propiedad de Inmobiliaria Colonial
Edificio de oficinas propiedad de Inmobiliaria Colonial

Las últimas operaciones registradas en el sector inmobiliario español han incrementado el interés de los inversores internacionales, en busca de oportunidades en un área en la que se pueden encontrar precios muy atractivos. Muchas de estas operaciones han estado relacionadas con carteras de deuda, en especial las protagonizadas por la Sareb, lo que ha llevado a algunas entidades financieras a reactivar sus planes de vender sus créditos referenciados a compañías inmobiliarias.

Colonial y Metrovacesa, dos de las mayores empresas españolas del sector, se encuentran actualmente en esta situación. Algunos de sus acreedores se han puesto manos a la obra para vender sus carteras de deuda asociada a estas empresas, aprovechando la presencia masiva de fondos de inversión muy interesados en el sector inmobiliario español.

El banco de inversión Goldman Sachs está actuando como intermediario para colocar estas carteras de deuda en el mercado. En el caso de Metrovacesa, se trata de la deuda relacionada con el préstamo sindicado que la inmobiliaria logró refinanciar después de dos largos años de negociaciones con los acreedores.

La mayor parte de la deuda que se está colocando en el mercado está referenciada al tramo A del sindicado y cuenta con la garantía de las acciones de Gecina que están en poder de Metrovacesa. Las carteras de deuda, por un valor aproximado de 600 millones de euros, salen a la venta con un descuento máximo del 75%.

Sesenta fondos sólo para el ladrillo

Mientras, los acreedores de Colonial han seguido un camino muy similar. La inmobiliaria está inmersa en un proceso de búsqueda de capital para afrontar una nueva refinanciación de su deuda. La situación ha llevado a algunos bancos a plantearse salir con el objetivo de poner fin a su aventura y no esperar a que la inmobiliaria llegue a un acuerdo con todos sus acreedores.

No obstante, las carteras de deuda en Colonial también presentan significativos descuentos de manera que despierten el interés de los inversores internacionales, algunos de ellos fondos oportunistas. 

En la actualidad, hay unos 60 fondos de inversión estudiando posibilidades en el sector inmobiliario español


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba