Empresas

Imaginarium cierra tiendas en España tras la peor campaña navideña de su historia

La cadena zaragozana de jugueterías reduce su red y su plantilla en el mercado doméstico. Dice que "nunca antes en la historia de la compañía, ningún mercado había sufrido una caída de ventas comparables" como la de las últimas navidades.

Una tienda de Imaginarium.
Una tienda de Imaginarium.

La cadena de jugueterías Imaginarium ha optado por cerrar tiendas y reducir plantilla en los mercados del sur de Europa y, fundamentalmente, España, tras el batacazo de la última campaña navideña, la peor en España en la historia del grupo fundado en 1992 por su presidente y máximo accionista, Félix Tena.

En el ejercicio 2012, cerrado el pasado 31 de enero, el grupo zaragozano incrementó sus ventas totales un 5%, hasta 101 millones de euros, pero entró en pérdidas (con unos números rojos de 2,9 millones), redujo su beneficio operativo (ebitda) un 52% (hasta 4,5 millones) y vio caer su margen en tres puntos.

Buena parte de la culpa de esos malos resultados la tuvo la campaña navideña en España, su principal mercado, donde a cierre de 2012 tenía 188 tiendas (el 47% del total en todo el mundo).

En su último informe financiero anual, el grupo explica que, para los “mercados en crisis” (España, Portugal, Grecia e Irlanda), que concentran aproximadamente un 57% de su facturación, la tendencia de ventas en el primer semestre de 2012 fue "ligeramente negativa”, pero “sostenible y recuperable durante la campaña navideña”. Pero llegó la Navidad, el momento clave para una empresa sometida a una fuerte estacionalidad, y esa tendencia negativa se agravó con una "virulenta e inesperada" caída de ventas.

"El brutal deterioro del consumo sufrido en dichos mercados (muy especialmente en España) durante el último trimestre de 2012 (mercados y período de campaña que concentran aproximadamente un 40% de ventas), ha producido una reducción drástica del Ebitda, difícil de predecir y de valorar hasta la conclusión del ejercicio", dice Imaginarium. 

Con respecto al mercado nacional, "nunca antes en la historia de la compañía, ningún mercado había sufrido una caída de ventas comparables en el período de campaña navideña como la experimentada en España en 2012", señala la empresa, que sólo pudo compensar parte del desplome gracias a los comportamientos "totalmente opuestos" de otros mercados como Rusia, Francia y Latinoamérica, con crecimientos del 20%.

Ante el incumplimiento de su plan de negocio (el Ebitda fue un 54% inferior a lo previsto, el grupo ha puesto en marcha un "plan de reorganización de la estructura de retail en los mercados de Europa Sur" (España, Portugal e Italia) del que "se esperan ahorros en el coste de personal" que no precisa.

Entre otras medidas, Imaginarium ha implantado "una reorganización de los recursos existentes que ha conllevado cambios y reducción de los equipos y gastos en la estructura de retail, principalmente en España", y está llevando a cabo un “cierre selectivo de tiendas propias que en la actual coyuntura no aportan EBITDA al grupo".

La empresa, que no hace comentarios, no detalla en su memoria el alcance del plan, pero señala que "supone reducir el peso del gasto de personal sobre ventas en 2013 (en aproximadamente un 1%)". 

Respecto a las tiendas, el ajuste en España ha continuado este año. Según su web, desde enero hasta ahora Imaginarium ha cerrado seis establecimientos en España, al pasar a los actuales 182. Cuando salió a cotizar al mercado alternativo bursátil (MAB), en diciembre de 2009, su red en España alcanzaba los 197 establecimientos.

La empresa se ha volcado en el exterior y en el modelo de franquicia. En 2012, sumó 23 aperturas netas en todo el mundo, hasta 398 puntos de venta, pero no abrió ninguna nueva tienda propia. Respecto a las tiendas propias, "se van a incrementar y mantener las acciones con los operadores inmobiliarios con el objetivo de conseguir reducciones de alquileres en un entorno de crisis", dice.

El grupo, una empresa verticalmente integrada en su sector, aumentó el año pasado su deuda financiera neta un 19%, hasta 19,7 millones, y canceló un préstamo de 36 millones concedido en abril de 2006 por un sindicato de bancos liderado por Banesto y que vencía el pasado abril.

En diciembre, sus acreedores le concedieron una dispensa (waiver) tras el incumplimiento de los ratios financieros para el ejercicio y la empresa firmó un nuevo préstamo con otro sindicato liderado por La Caixa cuyo principal asciende a 29 millones de euros y cuyo último tramo vence en 2017.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba