Empresas

Malestar en Fomento por la poca implicación de Economía en la crisis de Iberia

El Gobierno se ha implicado desde el primer momento en el plan de ajuste de Iberia por tratarse de una pieza clave en un sector tan estratégico para España como es el turismo. Sin embargo, no todos los departamentos lo han hecho por igual, lo que ha causado un profundo malestar en el Ministerio de Fomento, especialmente con los ministerios de tinte económico pero también con Exteriores, que también se ha inhibido cuando la propia aerolínea ha requerido su atención.

Malestar en Fomento por la poca implicación de Economía en la crisis de Iberia
Malestar en Fomento por la poca implicación de Economía en la crisis de Iberia GTres

La situación de la aerolínea Iberia ha puesto desde hace tres meses en primera línea de combate al Gobierno español aunque, con el devenir de los acontecimientos, los departamentos más implicados parecen necesitar refuerzos. En el Ministerio de Fomento ha cundido un cierto malestar con los gabinetes de mayor tinte económico, en especial Economía y también Hacienda, porque hasta el momento su implicación en el asunto ha sido escasa.

Junto con Empleo e Industria, Fomento ha sido el ministerio más comprometido con la situación de Iberia, que llevará a cabo un plan de ajuste que amenaza con reducir de forma drástica el tamaño de una empresa clave para un sector estratégico como es el turístico. La titular de Fomento, Ana Pastor, ha mantenido diferentes encuentros tanto con la dirección de la compañía como con los sindicatos para instarles a que llegaran a un acuerdo que finalmente no ha sido posible.  

Precisamente, en su día los sindicatos atribuyeron a los llamamientos de la ministra su decisión de desconvocar la huelga que tenían prevista para la semana anterior a las fiestas de Navidad.

Sin embargo, en todo este tiempo apenas ha habido implicación del Ministerio de Economía, al que también le va en el empeño la crisis de la antigua aerolínea de bandera. Esta circunstancia no ha sido sólo advertida desde Fomento sino también desde otras partes implicadas en el proceso.

Sindicatos y reuniones frustradas

Así, algunos sindicatos también han echado en falta mantener más contactos con Economía sobre esta cuestión. “La implicación del Gobierno está fuera de duda, hemos mantenido contactos con Trabajo, Industria y Fomento pero también necesitaríamos hablar con Economía y no ha sido posible”, señalaban desde una de las centrales.

Tampoco es Economía el único departamento señalado en este asunto. La vía diplomática, que podría ser de utilidad al tratarse de la relación societaria entre Iberia y British Airways, tampoco está funcionando con la celeridad que merecería esta cuestión.

Hasta tal punto que ni siquiera el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez Lozano, ha podido reunirse con el ministro, José Manuel García Margallo. El ejecutivo también ha mantenido frecuentes contactos con los ministerios implicados pero, en este caso, se encontró con la oposición de Exteriores, que no estima que la crisis de Iberia sea un asunto de su incumbencia.

El calendario de paros, a la espera del SIMA

Mientras, los sindicatos de los trabajadores de tierra y de los tripulantes de cabina (TCP) de Iberia esperarán la reunión con la empresa ante el servicio de mediación SIMA para convocar una huelga, después de que fracasara la negociación del plan de reestructuración de la compañía.

Los sindicatos CCOO, UGT, USO, Astema, Sitcpla y CTA-Vuelo decidieron por consenso esperar hasta dicha reunión, que tendrá lugar mañana o el jueves, a pesar de que consideran que la probabilidad de que Iberia cambie de postura respecto al plan de ajuste es prácticamente nula.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba