Empresas

El Gobierno Rajoy, indignado por los abusos, duplica el coste de las prejubilaciones para las cajas e Iberia

El Ejecutivo endurece las prejubilaciones y obliga a las empresas que vayan a tener beneficios en los próximos cuatro años a pagarlas a posteriori, sembrando dudas sobre los acuerdos. Iberia, Bankia y varias cajas tendrían que abonar el paro y las cotizaciones de sus prejubilados una vez abandonen los números rojos. La Caixa se replantea cómo hacer el ajuste de plantilla.

La ministra de Empleo y Seguridad Social en la pasada rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
La ministra de Empleo y Seguridad Social en la pasada rueda de prensa tras el Consejo de Ministros Efe

El Ejecutivo ha endurecido las prejubilaciones con el objetivo puesto en las cajas e Iberia, reconocen fuentes cercanas al Gobierno. Hasta el punto de que incluso podrían duplicar su coste medio. “No puede ser que brinden prejubilaciones de lujo con cargo a las arcas del Estado, el ciudadano se indigne con razón y encima salga barato a las empresas”, afirman.

La gota que ha colmado el vaso ha sido el hecho de que tanto Bankia como Iberia estimen que obtendrán beneficios tan pronto reestructuren sus plantillas. Y con el agravante de que la entidad presidida por Goirigolzarri abandonará los números rojos gracias a los 19.000 millones inyectados por el rescate europeo. El Ejecutivo también ha tenido en cuenta las próximas oleadas de ajustes en las antiguas cajas, entre los que destaca el de La Caixa. “A partir de ahora se lo pensarán mejor”, sostienen fuentes cercanas al Gabinete.

Dudas en Bankia e Iberia

Los abogados se quejan de que se ha quebrado la seguridad jurídica. “Nos piden que hagamos ajustes no traumáticos y, a continuación, duplican el coste de esos despidos. Esto podría sembrar dudas sobre acuerdos laborales como el alcanzado en Iberia o Bankia. Una empresa no puede estar cuatro años sin dar beneficios”, explican varios letrados. El coste de la reestructuración en la antigua aerolínea de bandera podría engordarse más del 50 por ciento, hasta los 600 millones, después de tener firmado el pacto.

Los ministerios de Hacienda y Empleo finalmente han impuesto su criterio frente a las reticencias de Economía, celoso de la factura para el sector financiero. Hasta hace dos años, todo el coste de las prejubilaciones lo asumía la banca. Sin embargo, desde la creación de los SIP, que obligó a una primera ronda de prejubilaciones en las antiguas cajas, las entidades pasaron a ahorrarse los subsidios por desempleo y complementarlos con la indemnización. Una vez agotados los dos años de paro, las entidades volvían a hacer frente al pago de las cotizaciones mientras llegaba la edad de jubilación.

“El nuevo decreto obligará al sector financiero a hacerse cargo de nuevo de todo el coste”, aseguran fuentes sindicales. Los sindicatos de la banca revisarán esta misma semana cómo afecta la nueva legislación a los acuerdos suscritos en Bankia, Novagalicia, Banco de Valencia y Caja3.

Los cambios legales condicionarán las negociaciones que mantienen sindicatos y directivos en Caixabank, Unicaja y CEISS. En cambio, el Santander seguirá con su política de costear íntegramente las prejubilaciones.

La nueva ley  

Si una sociedad prejubila y presenta dos años de beneficios consecutivos en los siguientes cuatro años, entonces tendrá que costear a posteriori las cotizaciones y los subsidios por desempleo de sus mayores de 50 años despedidos.

Además, se endurece el acceso a los subsidios para mayores de 55 años. La práctica habitual consistía en que los prejubilados encadenaban estas ayudas del Estado una vez agotada la prestación de paro y que las empresas completaban la cuantía con la indemnización. Pero para los nuevos perceptores que no se hayan acogido a un ERE acordado antes del 1 de abril se impondrá un nuevo requisito: que la media de todos los ingresos de la unidad familiar no alcance el 75 por ciento del salario mínimo, dificultando mucho su obtención.

Para los acuerdos cerrados después del 15 de abril, las jubilaciones anticipadas se endurecen mucho, con coeficientes reductores de la prestación de hasta el 8 por ciento anual según los años cotizados.  

Por lo general, las prejubilaciones consiguen mejores pensiones que los que se jubilan a la edad legal. España no tiene una edad real de jubilación muy temprana, pero el 49 por ciento se retira anticipadamente y con pensiones más altas, por lo que supone un gran sobrecoste para el sistema.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba