Empresas

Iberia tendría beneficios reduciendo salarios y sin necesidad de hacer un ERE

El Plan de Viabilidad incluye una reducción salarial de entre el 25% y el 35% que permitirá ahorrar al menos 300 millones, más que los 260 que la aerolínea perdió en el primer semestre. La operación arrojaría beneficios y haría innecesarios los 4.500 despidos.

El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, recibe un premio el año pasado por su capacidad de gestión empresarial.
El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, recibe un premio el año pasado por su capacidad de gestión empresarial.

El plan de viabilidad de Iberia para adelgazar su plantilla –un plan con un cariz abrumadoramente anglosajón impulsado por el holding IAG, al que pertenece Iberia- no solo contempla uno de los expedientes de regulación de empleo más duros de la historia de España, con 4.500 despidos. Según denunciaron los sindicatos Sepla (pilotos), CCOO y UGT y comunicó la dirección a continuación, el plan (2012-2015) contempla también “una reducción salarial de entre el 25% y el 35 %, así como la congelación de sueldos y deslizamientos (antigüedad y progresión)”.

Los números no cuadran en absoluto. En el primer semestre de 2012, la aerolínea perdió 260 millones, cifra que contrasta sobremanera con los 400 millones de beneficio operativo que la compañía arrojó un año antes. Y para, metafóricamente, remontar el vuelo, Iberia liquida a un cuarto de su plantilla. En espera de la mediación de Fomento en el asunto –Ana Pastor ya ha hecho pública su preocupación y no descarta la intervención diplomática-, el tajo a los sueldos no casa demasiado con los despidos: con unos costes laborales que en lo que va de año son de 1.300 millones de euros y con una reducción salarial del 25%, Iberia ahorraría 325 millones de euros. Un caudal que daría beneficios frente a las pérdidas actuales.

Una operación matemática que ha efectuado el portal turístico Preferente.com, que lamenta que los ingresos de Iberia se hayan mantenido este año respecto a 2011 (con un descenso imperceptible del 0,35%), mientras que lo que de verdad ha caído han sido los costes por el encarecimiento de combustibles y de tasas aeroportuarias.

 Tampoco ayuda el hecho de que el año pasado la dirección de Iberia,  encabezada por su presidente, Antonio Vázquez, y por el CEO Rafael Sánchez-Lozano, cediera gran parte sus vuelos a otras compañías como Vueling o Air Nostrum durante la guerra que mantuvo con los pilotos, a los que quería rebajar el sueldo.

Estas cesiones, que también se producen con la filial Iberia Express, alcanzan hasta el 20% de la actividad, lo que ha generado un excedente de personal. Además hay capítulos raros, como la abundancia de directivos (400, aunque la compañía reconoce solo 100). O las “nuevas fórmulas para propulsar los ingresos” más allá del ERE: “el rediseño de la página web” y la de los “ancilliary”, o la “nueva tarifación del producto, la mejora de prácticas en el marketing digital y un nuevo sistema para predecir el ‘Revenue Management”. Clarificador. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba