Empresas

Iberdrola escucha ofertas por el mayor proyecto de oficinas de Barcelona

La filial inmobiliaria del grupo Iberdrola está dispuesta a vender el proyecto Porta Firal, cuatro torres de oficinas en Barcelona, o a incluir un socio sin perder la gestión. La operación no está vinculada a los acontecimientos políticos.

Dos edificios de los cuatro proyectados en Porta Firal.
Dos edificios de los cuatro proyectados en Porta Firal. Iberdrola Inmobiliaria.

Iberdrola Inmobiliaria está dispuesta a escuchar ofertas por el mayor proyecto de oficinas de Barcelona, Porta Firal. De acuerdo a fuentes del mercado, la filial del grupo energético contempla la venta del complejo y también la posibilidad de incluir en el mismo un socio. "Lo han visto todo tipo de fondos de inversión; en el caso de que se optara por la posibilidad de añadir un socio, aunque Iberdrola se quedara con una participación menor al 50%, esta se mantendría como gestor", indican. 

El proyecto Porta Firal, cuatro torres -Torre Auditori, Torre Marina, Torre Ponent y Torre Llevant- ubicadas en BcnFira District, el nuevo área de negocios de Barcelona, está dirigido por el estudio de arquitectura barcelonés Tusquets, Díaz y Asociados. Tres de los edificios contarán con cerca de 23.000 metros cuadrados de superficie alquilable, y una cuarta que tendrá zócalo comercial y de servicios, 20.000 metros cuadrados. El próximo año Iberdrola Inmobiliaria tiene previsto acometer la construcción de las dos torres que quedan por levantar, tras haber terminado y comercializado buena parte ya de Auditori y Marina.

Las fuentes consultadas estiman que el valor total del proyecto ronda entre los 350 y 400 millones de euros. Desde Iberdrola Inmobiliaria se ha indicado a este diario que no existe ningún proceso de venta en marcha y que la compañía dispone del suficiente músculo financiero como para llevar a cabo el proyecto sin necesidad de añadir socio alguno.

El valor de los activos de Iberdrola Inmobiliaria superó en 2016 los 1.707 millones de euros

"Iberdrola Inmobiliaria dispone de los recursos necesarios para hacerlo sin asociarse con nadie", indican las fuentes del mercado consultadas, que admiten que no existe "un cuaderno de venta". "Pero el proyecto está en el mercado, lo han visto fondos de inversión de media Europa; cuando te sientas con ellos, Iberdrola te planta el proyecto", comentan. 

El pasado mes de septiembre el grupo farmacéutico Esteve anunció el traslado de sus oficinas a Torre Marina, donde ocupará 10 de las 13 plantas disponibles, la mayor mudanza corporativa de la última década en Barcelona. La torre de Iberdrola pasará a denominarse Torre Esteve. En la otra torre de Iberdrola Inmobiliaria construida ya, Auditori, la primera de las cuatro en salir al mercado, se encuentran instaladas empresas como Airpharm, Marmedsa, Philips, Proclinic, ASUS, Dentsply Sirona o la propia Iberdrola.

Impacto político

El incremento de la tensión que se vive en Cataluña por el desafío independentista ha impactado de lleno en el proceso Porta Firal. "Hasta ahora Iberdrola no ha recibido las ofertas deseadas por el complejo, pero a partir de ahora, con lo que está ocurriendo, será más complicado que la compañía escuche la oferta que quisiera recibir hace unos meses", indican las fuentes del mercado consultadas.

Iberdrola Inmobiliaria inició el proyecto Porta Firal hace algo más de una década, cuando anunció que preveía invertir 250 millones de euros en el proyecto. La empresa se hizo con los terrenos entre 2006 y 2007, poco antes de que estallara la burbuja inmobiliaria. "Iberdrola contempla la venta de Porta Firal desde hace tiempo, la situación política no ha incidido en esos planes", señalan.

El grupo Iberdrola creó la división inmobiliaria a comienzos de los años noventa. Poco antes del estallido de la crisis financiera e inmobiliaria, la empresa acometió importantes inversiones y una expansión internacional. Entre 2006 y 2007, además de Porta Firal, invirtió 240 millones de euros en un centro comercial en Valencia; invirtió en un complejo turístico en México y compró suelo residencial en Bulgaria.

La crisis económica frustró los planes de expansión de la filial inmobiliaria de la energética, que no obstante ha mantenido la actividad durante la peor crisis del sector inmobiliario español y se ha ganado ahora el respeto como gestor de oficinas, suelos y residencial del sector inmobiliario. La multinacional energética presidida por Ignacio Sánchez Galán inyectó en 2015 en su filial inmobiliaria 616,7 millones de euros a través de una ampliación de 154,2 millones, y el resto como prima de emisión. 

En 2016 Iberdrola Inmobiliaria ingresó 63,8 millones de euros y ganó 3,2 millones de euros. El valor de sus activos alcanzó un importe de 1.707,3 millones de euros, según explica la empresa en sus últimas cuentas depositadas en Registro Mercantil, a las que Vozpópuli ha accedido a través de Insight View.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba