Empresas

Iberdrola y Abengoa destinan 4,2 millones a hacer lobby en EEUU en la 'era Obama'

Son las dos energéticas españolas que más recursos destinan para intentar influir a favor de sus intereses ante los legisladores estadounidenses. Acaban de comunicar al Senado nuevas aportaciones de fondos para actividades de lobby.

Barack Obama, en una planta solar en 2009.
Barack Obama, en una planta solar en 2009. Senior Airman Brian Ybarbo

Iberdrola y Abengoa ya llevan gastados más de 4,2 millones de euros (5,8 millones de dólares) para intentar persuadir a los legisladores estadounidenses de que adopten decisiones favorables a sus intereses desde que Barack Obama ocupa la Casa Blanca.

Esta misma semana, las dos energéticas españolas que más dinero se gastan para intentar modificar a su favor normativas en curso al otro lado del charco, acaban de comunicar al Senado estadounidense nuevas aportaciones de fondos correspondientes al cierre del ejercicio 2013, tal y como estipula la normativa en ese país (a diferencia de lo que ocurre en España). Respecto a los objetivos, no hay grandes sorpresas: Iberdrola, para intentar lograr una regulación fiscal más favorable a la energía eólica; Abengoa, para lograr un trato más favorable a la energía solar.

La más activa ha sido la eléctrica, uno de los principales operadores en eólica en Estados Unidos, que esta misma semana ha anunciado la incorporación a su filial estadounidense, Iberdrola USA, del anterior embajador de EEUU en Madrid, Alan Solomont, y del asesor de la Secretaría de Estado norteamericana en materia de energía, economía y empresas entre 2009 y 2013, Jose W. Fernandez.

La eléctrica, que acaba de comunicar una nueva aportación de 50.000 dólares correspondiente a 2013, destinó a estas actividades otros 790.000 dólares en el conjunto del pasado ejercicio y se ha gastado en total 3,57 millones de dólares (unos 2,6 millones de euros) en estas tareas desde que, en enero de 2009, Obama fue investido presidente. Su participada Gamesa (muy activa en los dos ejercicios anteriores) ha destinado 138.000 euros en todo 2013, menos de la mitad que en 2012.

Por su parte, Abengoa, que el año pasado inauguró en Gila Bend, a unos 112 km al suroeste de Phoenix (Arizona) la mayor planta cilindroparabólica del mundo, con unos 2.000 millones de dólares de inversión, ha comunicado en la última semana al Senado otros tres desembolsos por un total de 130.000 dólares, lo que eleva a 590.000 dólares su esfuerzo a lo largo de 2013. El grupo andaluz de ingeniería y construcción se ha gastado 2,27 millones de dólares (más de 1,6 millones) desde 2009.

Tanto Iberdrola como Abengoa han reducido ligeramente en 2013 (un 2,8% y un 3,2%, respectivamente) las partidas declaradas al Senado en estas actividades, que han realizado bien de forma directa, bien a través de intermediarios especializados.

No obstante, la llegada de Barack Obama a la presidencia ha impulsado notablemente sus aportaciones. Antes de la llegada al poder del actual presidente (cuyo entusiasmo en pro de las renovables se ha ido deshinchando progresivamente), Iberdrola apenas había destinado 1,2 millones de dólares a estas actividades, y Abengoa, 720.000 dólares.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba