Empresas

La investigación del Estado de Nueva York sobre Iberdrola alarma a sus grandes clientes

Más de 55 grandes clientes industriales, comerciales e institucionales de las filiales de la eléctrica a las que investiga la Comisión estatal de Servicios Públicos temen que hayan inflado las tarifas y advierten de que pueden pedir más subidas este año.

Sede de la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York.
Sede de la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York. tristan reville via flickr

La investigación abierta por la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York (NYPSC, por sus siglas en inglés) sobre tres filiales de Iberdrola en Estados Unidos ha puesto en guardia a más de 55 grandes consumidores industriales, comerciales e institucionales que son clientes de la eléctrica española en ese Estado y, en concreto, de dos de las empresas investigadas, New York State Electric & Gas Corporation (NYSEGy Rochester Gas and Electric Corporation (RG&E).

Representados por el bufete neoyorquino Couch White, LLP, estos más de 55 clientes han remitido una carta a la Comisión en la que le trasladan su “significativa preocupación” por el efecto que pueden tener sobre las tarifas que abonan las prácticas que investiga el regulador estatal (una serie de sobrecostes en contratos adjudicados a la filial de Ingeniería de Iberdrola en Estados Unidos).

El coste del servicio podría haber sido inflado innecesariamente” en el caso de que se demuestre que Iberdrola ha violado sus códigos de conducta, señalan estos grandes clientes. También les preocupa que la calidad y seguridad del suministro de esas dos filiales se vea afectada y, lo más importante, recuerdan que las empresas podrían solicitar una actualización de las tarifas (de gas, de electricidad o de ambas) “en algún momento de 2014, posiblemente a principios de año”.

Por ello, los afectados han pedido a la NYPSC que la evaluación de las prácticas de la Iberinco estadounidense se realice a través de un "rate case", el proceso de aprobación de nuevas tarifas que hace la NYPSC.

El regulador del Estado de Nueva York ordenó abrir su investigación el pasado 5 de noviembre, para conocer si los servicios que presta la filial de Iberdrola Ingeniería en Estados Unidos a esas dos filiales se hacen en condiciones “eficaces, eficientes y rentables” y, por tanto, redundan en beneficio de los consumidores neoyorquinos.

Tras una auditoría, los técnicos de la Comisión advirtieron de elementos “sospechosos” en las relaciones contractuales entre esas tres empresas, ya que IEP ofrece a las filiales neoyorquinas tarifas que, si bien son inferiores a las del mercado, superan lo que pagarían NYSEG y RG&E si las realizaran ellas mismas, “sobrecargando a los contribuyentes por trabajos que podrían llevar a cabo internamente”. En concreto, los sobrecostes son de al menos el 15%, según la NYPSC.

La Comisión, que puede ordenar la anulación de los contratos que investiga, ha decidido imponer un límite (en vigor desde diciembre pasado) de 1,12 millones de dólares mensuales en los contratos entre IEP y esas dos filiales.

En la fase de alegaciones, Iberdrola USA (la filial de la eléctrica en ese país) ha asegurado que los servicios de IEP cuestan bastante menos que los de otras compañías y así ahorran dinero a los clientes.

IEP es la filial estadounidense de Iberdrola Ingeniería, la antigua Iberinco (cuya matriz fichó al marido de María Dolores de Cospedal hace año y medio). NYSEG y RG&E suman más de 1,2 millones de clientes eléctricos y más de medio millón de usuarios en gas. En concreto, NYSEG tiene 877.000 clientes de electricidad y 261.000 de gas natural, y RG&E presta servicio a 368.000 clientes de electricidad y 305.000 de gas. Ambas pasaron a manos de Iberdrola con la adquisición de Energy East, en 2008, por unos 6.400 millones de euros. 

La investigación de la NYPSC se ha abierto con motivo del análisis de la reorganización de los negocios de la eléctrica en Estados Unidos en una nueva filial, Iberdrola USA, que la Comisión de Servicios Públicos decidió aprobar con condiciones.

El proceso no afecta la reestructuración de filiales que ya está en vigor. El mes pasado, la eléctrica nombró al exembajador de EEUU en España entre 2009 y 2013, Alan Solomont, nuevo vocal independiente del nuevo consejo de Iberdrola USA, y a otros tres exaltos cargos, entre ellos, un exgobernador de Maine y un exasesor de Barack Obama en materia de Energía, Jose W. Fernandez.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba