Empresas

Fraude en los contadores de luz: los usuarios alertan de recargos en las facturas de hasta 3.000 euros

Miles de consumidores denuncian la remisión de cartas por parte de determinadas eléctricas en las que aluden a supuestas manipulaciones en los contadores para así proceder a una refacturación. Si no pagan el recibo, la compañía amenaza con cortar el suministro.

¿Manipulan los usuarios los contadores para no pagar por su consumo eléctrico real o por el contrario, son las compañías eléctricas las que mangonean para después facturar más? ¿O es quizá algún vecino, que dada su mala relación con otro, decide vengarse viciando el medidor?

Sea como fuere, lo cierto es que ya son miles los usuarios que están desbordando las asociaciones de consumidores denunciando desde principios de año que algunas comercializadoras eléctricas les informan por carta de supuestas manipulaciones en los contadores que tienen como penalización un recargo en ulteriores facturas de entre 800 y 3.000 euros y que si no pagan, tendrán como consecuencia el corte del suministro.

La Asociación General de Consumidores (ASGECO) denunció estos hechos en agosto a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que esta misma semana ha abierto un expediente informativo, sin carácter sancionador, para dar respuesta a los posibles fraudes en los contadores de la luz. "Unas malas prácticas que pueden ser objeto de irregularidades", señala el regulador en un comunicado.

Tal y como adelantaba esta semana el portal Energynews, "la irregularidad surge cuando el técnico de la compañía eléctrica detecta una posible manipulación del contador y no informa al usuario, sino que lo arregla y después se le obliga a pagar entre 800 y 3.000 euros, que tiene que abonarlo sí o sí, porque si no pagas, la compañía inicia un juicio monitorio, un proceso judicial de reclamación de deuda y te cortan la luz".

Los clientes, indefensos

De ahí que ASGECO haya denunciado que se esté forzando a que los clientes paguen esos recargos sin que se haya investigado si ha habido o no manipulación o sin que se haya producido una normalización de los contadores "en presencia de los consumidores o de técnicos del Ministerio de Industria". Y lo más importante, sin saber realmente quién ha podido ser el autor de dicha adulteración.

Los consumidores perciben "muchos problemas y mala atención al cliente" por parte de las eléctricas

"Lo cierto es que puede haber muchas interpretaciones. No es ninguna barbaridad que lo manipule un vecino como venganza. Si me llevo mal con alguien, bajo al cuarto de contadores y después llamo a la eléctrica para que hagan una inspección. Le van a facturar 2.000 euros y él no tiene nada que hacer", relata a 'Vozpópuli' Jorge Morales, ingeniero industrial y experto en el sector eléctrico español. Y añade: "De primeras el cliente tiene que pagar porque sino, se queda sin luz. Luego si quiere puede recurrir a la vía judicial".

"También puede haber sospechas de que es la propia eléctrica la que manipula para luego facturar más dinero", prosigue Morales, argumentando que "siempre ha habido muchos problemas por saber quién había realmente tocado el contador".

Sin embargo y al margen de quien haya adulterado el consumo, al final es el cliente el que paga los platos rotos ya que sobre él recae la vigilancia del contador. "La custodia del contador es del consumidor a pesar de que la mayoría de la gente no sabe ni dónde está, sobre todo en comunidades de vecinos, en las que además suele tener la llave el presidente y el portero", explica el ingeniero al tiempo que aprovecha para destacar que este tipo de fraude llega después de que en diciembre se aprobara un incentivo legislativo para controlar estafas. Se trata del Real Decreto 1048/2013, de 27 de diciembre, el mismo por el que "por primera vez en mucho tiempo a la compañía eléctrica se le daba una bonificación del 20% si pillaba este tipo de fraudes".

¿La solución?

"Tener el contador dentro de la vivienda dado que la obligación de custodiarlo es del usuario", expresa sin nigún tipo de duda Morales, quien critica que el cambio de los contadores antiguos por los inteligentes, que permiten el control remoto sin la necesidad de la visita de un técnico y el seguimiento en tiempo real, no se haya aprovechado para situar el contador dentro de la casa del cliente.

La CNMC ha abierto un expediente informativo dadas las numerosas reclamaciones recibidas

"No hay ninguna razón técnica que lo impida", zanja al respecto. Y todo en un momento en el que un 94% de los usuarios entrevistados por Facua afirma que las compañías eléctricas no le generan confianza y en el que el 41% denuncia haber tenido algún problema con su compañía en el último año. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba