Empresas

Las ITV defienden que no son ningún chiringuito: "Somos esenciales para la seguridad"

La patronal AECA-ITV responde a las quejas de la multinacional alemana Dekra de que no se la deja entrar en el mercado cuando tiene cuatro talleres listos para operar y a las exigencias de más liberalización en un sector que mueve unos 500 millones por año.

Un taller de ITV en Valdemoro (Madrid)
Un taller de ITV en Valdemoro (Madrid) FLICKR (Ayuntamiento de Valdemoro)

"Las empresas españolas y extranjeras que prestan el servicio de ITV en España no tienen chiringuitos, como considera el periodista, sino centros de inspección independientes e imparciales", asegura la patronal de AECA-ITV a este periódico en respuesta a una información publicada el pasado día de Reyes, en la que la multinacional alemana Dekra denunciaba la "injusta" situación que les tiene con 4 centros de ITV ya construidos en el sur de Madrid (con una inversión de 10 millones según ellos) que no pueden empezar a operar porque se alega una incompatibilidad al tener la compañía también servicios de peritaje, lo cual contraviene una lectura estricta de la ley actual. La palabra 'chiringuito', como ya se precisó en su día, no fue utilizada en ningún momento por la country manager de Dekra, Yvonne Rauh. El sector de las ITV es un bocado apetitoso, como ya demostró en su momento Oriol Pujol al pretender hacerse con las inspecciones catalanas y como muestran los 500 millones de euros que mueven cada año.

"Ellos no deberían haber invertido sin resolver previamente sus problemas de incompatibilidad"

"Lamentamos que Dekra tenga cuatro centros sin licencia de apertura, entendemos que antes de haber acometido la inversión, deberían haber analizado la legislación vigente española (Real Decreto 224/2008) que establece las actividades incompatibles con la prestación de servicio de ITV entre las que figuran los servicios de peritaje que ellos ofrecen, y en consecuencia, no deberían haber acometido la inversión sin haber resuelto previamente sus problemas de incompatibilidad", asegura a este periódico Luis Rivas, el secretario general de la asociación de ITV. Rivas recuerda que estas incompatibilidades no son algo privativo de España, sino que se dan en muchos países europeos "al objeto de asegurar la imparcialidad en los centros de inspección". Las Inspecciones Técnicas de Vehículos se reivindican así como esenciales para la salvaguarda de la seguridad en carretera y el respeto al medio ambiente, lo que les obliga a regirse "con los máximos estándares de independencia".

En realidad, los centros aseguran no tener apenas quejas sobre la calidad del servicio que ofrecen, como sí mencionaba Rauh, que aseguraba que no se movían para mejorar porque habían descubierto "la máquina de hacer dinero". Los precios sí generan más controversia, aunque son en buena parte precios regulados por las comunidades autónomas y donde hay poco margen de maniobra.

Los motivos para no liberalizar

Dekra ha pedido al Gobierno que abra la mano y deje competir a otras empresas en este mercado de ITV, que supone un pastel de cerca de 500 millones de euros al año muy goloso para muchas empresas. Por ejemplo, aseguran que en Alemania hay unos 40.000 talleres habilitados para pasar la inspección, un número mucho más elevado que el español, de los cuales ellos tiene alrededor de un 70%. Para las ITV sitas en España, esto es una contradicción: "Resulta sorprendente que Dekra enarbole las bondades de la libre competencia y la liberalización y a la vez manifieste tener el 70% del mercado alemán de inspecciones", un 'stake' que en ningún caso supondría posición de dominio, según la empresa con sede en Stuttgart.

"No hay miles de centros de ITV porque el Estado y las autonomías creen que no debe realizarse la inspección en talleres o concesionarios"

Con respecto a por qué no hay más centros donde se pueda pasar la inspección (400 en España y 40.000 en Alemania), AECA-ITV lo achaca a una decisión de los reguladores: "Liberalizar o no es competencia de las autonomías (...) En Madrid se liberalizó en 2010 y desde entonces se ha pasado de 18 centros a 65 y de 6 empresas prestatarias a 30. A nivel estatal en España hay más de 400 centros gestionados por 82 empresas. No hay miles porque el Estado y las autonomías consideran que no debe realizarse la inspección en los miles de talleres de reparación y/o concesionarios de vehículos".

Defensa de sus servicios

Por último, Luis Rivas desmiente también uno de los puntos que defendía Dekra, y es que su servicio es muy mejorable: "Todos los centros de ITV de España cuentan con unos medios técnicos y humanos capaces, homologados (...) que permiten realizar las inspecciones con total solvencia. Que existan centros de inspección con una antigüedad de 20 años o más, no significa que los equipos no se hayan renovado, pasado sus exigentes revisiones y calibraciones. Las ITV de España tienen unas confortables salas de espera para que los usuarios, si lo desean, dejen el vehículo en manos del inspector y espere tranquilamente el resultado de la inspección técnica. En Alemania, pionera en ITV en Europa, pues comenzaron la ITV después de la Segunda Guerra Mundial, seguramente existan centros de ITV con algo más de 20 años de eficaz actividad, pues renuevan y mantienen los equipos como en España".

Por último, rechazan haber manifestado que tras un proceso de liberalización el servicio de ITV sería prestado por cinco grandes compañías, tal y como se aseguró en este periódico tomando como referencia esta información.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba