Empresas

Siete promesas incumplidas por Faina Zurita al frente del Hipódromo de la Zarzuela

Crecen las voces críticas en el mundo del turf con la gestión de la sobrina de la infanta Margarita de Borbón, hermana del Rey Juan Carlos. Tras más de dos años al frente, no ha logrado enderezar las cuentas de la empresa, al borde de la insolvencia.

Faina Zurita.
Faina Zurita.

Crecen las voces críticas en el mundo del turf con la gestión de Faina Zurita Ussía al frente del Hipódromo de la Zarzuela. Nombrada presidenta de la empresa pública en febrero de 2012, esta licenciada en Ciencias de la Información sin experiencia previa en el negocio hípico, sobrina de la infanta Margarita de Borbón, la hermana del Rey Juan Carlos, tenía ante sí la difícil tarea de reequilibrar las cuentas de esa sociedad controlada por la SEPI. Y, de momento, no lo está consiguiendo. Estas son, según denuncian sus críticos, algunas de sus promesas incumplidas:

1. "Rentabilizar el recinto". Nada más llegar al cargo, Zurita prometió “rentabilizar el recinto los 365 días del año”, algo que a la vista de los números del Hipódromo de la Zarzuela, no ha conseguido. Las cuentas de 2013, formuladas el pasado 12 de marzo y pendientes de aprobarse el mes que viene, recogen nuevas pérdidas de 4,2 millones de euros, un 23,5% más.

2. Abandonar las pérdidas en 2014. Hace poco más de un año, Zurita pronosticaba que en 2014 el recinto dejaría de ser deficitario y empezaría a ganar dinero y generar empleo. Un reto que se antoja complicado, en vista de que la empresa está en causa legal de disolución, lo que va a obligar a sus accionistas, SEPI (95,7%) y Loterías del Estado (resto), a inyectar capital. El prometido aumento de los ingresos de la empresa tampoco se ha producido. “Hay menos ingresos por caballos estabulados, por taquilla y por apuesta interna”, critican en el sector. Actualmente, el número de caballos estabulados en el recinto es de unos 410 ejemplares, que es el más bajo desde la reapertura del hipódromo en 2005.

3. Reducir los gastos. A falta de que se publiquen las cuentas de 2013, distintas fuentes dudan que esta promesa se haya cumplido, tras las contrataciones de diverso personal de confianza por parte de Zurita; entre otras personas, el director de Carreras del Hipódromo, Gerardo Torres (familiar del profesor de hípica de la infanta Elena), su antigua compañera de pupitre Cristina Ester, actual subdirectora de Márketing, Carlos Rodulfo como experto en juego y presidente de la asociación de hipódromos, de la que HZ tiene el 51%, o Alberto Escribano, director de Comunicación y Márketing; nombres que se suman a otros como el de Victoria Barderas, concejala del PP en el ayuntamiento de Hoyo de Manzanares y responsable de Eventos, Restauración y Relaciones Institucionales en el Hipódromo.

4. Promover la apuesta externa. La promoción de apuestas hípicas fuera del recinto de la Zarzuela para incrementar los ingresos fue una de las primeras promesas de Zurita. Hace un año la propia empresa admitía que esta opción era “clave para la futura viabilidad de los hipódromos”. Pero desde entonces no ha habido novedades al respecto, pese a que, en reuniones mantenidas con propietarios de caballos, la propia Zurita aseguró que si no la sacaba adelante, abandonaría su puesto en diciembre pasado.

5. Recuperar las carreras de obstáculos: la modalidad volvió al hipódromo en febrero del año pasado tras más de 20 años fuera del recinto. Pero ese renacer duró poco. Las pruebas tuvieron que ser suspendidas en abril “debido a la repetición de lesiones graves de los caballos participantes en las carreras”. Tras cuatro carreras, hubo que sacrificar a otros tantos caballos. Algunos expertos critican que las vallas utilizadas por el hipódromo estaban mal diseñadas. 

6. Dar mayor visibilidad a los Grandes Premios en los medios de comunicación, y especialmente, en los telediarios. Hace dos años, el Hipódromo trasladó al sector esta promesa, que tampoco se ha cumplido pese a la experiencia en este mundo de Zurita. “No sólo no se ha hecho nada en materia de comunicación sino que además las carreras han dejado de televisarse en directo por Teledeporte, que las suele relegar a horarios de madrugada”, explica un experto en turf muy crítico con la gestión de Zurita.

7. Nuevas apuestas, menos retenciones, aplicaciones móviles… A principios del año pasado, Zurita prometía poner en marcha nuevas apuestas y bajar la retención en las más sencillas “con el fin de que ese dinero revierta en el apostante”, algo que no ha ocurrido. También anunciaba la puesta en marcha de una aplicación para apostar a través de un teléfono móvil “antes de que termine 2013”. De momento, nada se sabe de ella. 

Pese a las múltiples dificultades, los gestores de la empresa consideran que “en el medio plazo” el hipódromo debería estar saneado y subrayan que se están abordando “todo tipo de acciones” para lograr la rentabilidad: desde eventos gastronómicos hasta festivales de música indie en el recinto que expertos en turf consideran una "aberración" para los caballos allí estabulados. Por su parte, la SEPI recalca que apoya “de manera absoluta” el proyecto y dice que “no se plantea ningún problema respecto a su continuidad”.

En el sector hay quien ironiza con una de las propuestas que planteó el Hipódromo a los pocos meses de la llegada de Zurita: la imposición de la vestimenta de chaqueta y corbata para la Zona Club del recinto (la más elitista) y la prohibición del acceso de niños a esta zona. Estas promesas sí se han cumplido.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba