Empresas

Aire para Grupo San José: refinancia su deuda a cinco años y se desprende del lastre inmobiliario

La compañía alcanzó en la tarde de este martes un acuerdo con la mayoría de las entidades financieras acreedoras, que pasarán a ser los nuevos dueños de la división inmobiliaria del grupo, que se centrará en su actividad constructora tradicional.

Sede de la división inmobiliaria del Grupo San José
Sede de la división inmobiliaria del Grupo San José

Grupo San José ha puesto fin a ocho años de una pesadilla provocada en buena parte por la compra de la inmobiliaria Parquesol. La compañía presidida y controlada por Jacinto Rey ha logrado un acuerdo con amplia mayoría de sus acreedoras, bancos y fondos de inversión, para extender el vencimiento de su deuda, que ascendía a algo más de 1.800 millones de euros, durante cinco años más. Además, San José logrará liberarse del pesado lastre de su negocio inmobiliario, que le ha llevado a una situación desesperada.

De hecho, la parte fundamental de la operación concretada en la tarde del martes ha sido el traspaso de la totalidad del capital de San José División Inmobiliaria a los acreedores a cambio de buena parte de la deuda asociada a este negocio (cerca de 750 millones de euros). Fuentes del mercado indicaron a Vozpópuli que los acuerdos han contado con el visto bueno de tenedores de un 85% de la deuda total.  

De esta forma, San José cierra un capítulo negro de su historia que se inició hace ocho años con la adquisición de la inmobiliarias Parquesol, que por entonces llevaba apenas un año como compañía cotizada en Bolsa.

La operación, realizada en paralelo con otras grandes operaciones en el sector, como la compra de Urbis por Reyal y la absorción de Colonial por Inmocaral, elevó de forma notable el endeudamiento de San José, una situación que se agravó con el desplome del mercado del ladrillo.

Así, Parquesol siempre fue un lastre para Grupo San José, una empresa hasta entonces saneada. Una de las pocas aportaciones de la inmobiliaria que la compañía adquirió a la familia Fernández Fermoselle fue su estreno en Bolsa, aunque los focos del mercado tampoco contribuyeron en exceso a que San José saliera de apuros.

Tres contratos

Los acuerdos de refinanciación se han formalizado mediante la firma de un acuerdo marco, así como de tres contratos de financiación independientes que regulan los tres perímetros en los que ha quedado dividida la deuda financiera del grupo.

Un primer contrato de financiación sindicada asumido por Constructora San José contará con un tramo A por importe de 250 millones de euros y con vencimiento a cinco años prorrogable por un año más, así como por un conjunto de líneas de capital circulante que incluyen descuento, 'confirming' y avales.

El segundo contrato de financiación sindicada tendrá carácter de préstamo participativo y será por importe de 100 millones de euros y un vencimiento 'bullet' a cinco años que ha sido asumido por Grupo San José como deudor.

Por su parte, se llevará a cabo un tercer contrato de financiación sindicada por importe de 270 millones de euros, con vencimiento a cinco años y con un calendario de amortización progresivo, que ha sido asumido por San José Desarrollos Inmobiliarios como parte deudora.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba