Empresas

OHL se queda sin un jugoso contrato industrial en México días después de su ‘affaire’ azteca

El grupo controlado por Villar Mir se queda sin un contrato para la construcción de una central de ciclo combinado tras estallar el escándalo por el Viaducto Bicentenario. Moody’s vaticinó que OHL podría tener problemas para ganar contratos en México.

Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL
Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL GTres

La pasada semana, la agencia Moody’s ponía en revisión la calificación de OHL por las posibles consecuencias del escándalo surgido en México a raíz del presunto fraude en la concesión del Viaducto Bicentenario y advertía: la obtención de contratos y concesiones en territorio azteca podría complicarse a partir de ahora. Por el momento, el grupo que controla Juan Miguel Villar Mir acaba de ver cómo se esfuma la posibilidad de obtener un jugoso contrato industrial, que ha ido a parar a su competidor ACS.

La Comisión Federal de Electricidad mexicana ha adjudicado a un consorcio confeccionado por el grupo que preside Florentino Pérez, liderado por su ingeniería Cobra, el contrato para la construcción de una central de ciclo combinado con una inversión aproximada unos 400 millones de euros.

La atractiva licitación había llamado la atención de numerosas empresas, entre las que se encontraba OHL, cuya división industrial formaba parte de un consorcio junto a la también española Sener. El grupo liderado por Cobra se impuso a otros consorcios en los que también había presencia de empresas españolas. Abengoa, Duro Felguera, Isolux-Corsán e Iberdrola también se habían interesado por el contrato y presentaron sus ofertas en distintos consorcios.

Este es el primer contrato de cierta enjundia que se adjudica en México desde que estalló el escándalo en torno a los peajes del Viaducto Bicentenario

Este es el primer contrato de cierta enjundia que se adjudica en México desde que estalló el escándalo en torno a los peajes del Viaducto Bicentenario, una de las concesiones de OHL en el país azteca.

Consecuencias negativas

La publicación en Internet de una serie de conversaciones entre directivos de la compañía en la que hablaban de un presunto fraude en el incremento de las tasas por la utilización de la autopista ha provocado un auténtico terremoto en México.

Por el momento, se ha saldado con la dimisión de Pablo Wallentin, alto ejecutivo de OHL en el país azteca, y de Apolinar Mena, hasta ahora secretario de Comunicaciones del Estado de México, que aparece como uno de los protagonistas de las grabaciones en tanto en cuanto directivos de la compañía le ofrecen pagarle unas vacaciones.

Precisamente, la central de ciclo combinado que acaba de adjudicarse el consorcio de ACS se encuentra situada en el Estado de México, epicentro del escándalo en el que se ha visto envuelto OHL.

La publicación de las conversaciones ha desencadenado una serie de investigaciones a cargo del propio Estado de México, el supervisor del mercado bursátil y también la propia compañía, que encargó una auditoría cuyo resultado fue dado a conocer este miércoles y que determinó que su actuación en el Viaducto Bicentenario fue en todo momento correcta.

“A OHL se le está mirando en estos momento con lupa en México y, obviamente, esa circunstancia no juega a su favor”, apuntó un analista del sector que, no obstante, aseguró que “para determinar si la polémica termina por afectar a la compañía en su desarrollo en el país habrá  que esperar aún algo más de tiempo”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba