Empresas

OHL y Popular toman el 16% de la mayor quiebra en la historia de Aragón

Nyesa Valores se declaró en 2012 en concurso de acreedores con 1.224 millones de pasivo. La compañía en la actualidad proyecta el mayor complejo turístico en Costa Rica al tiempo que admite no poder pagar a la administración concursal.

Hotel Tryp Macarena, en Sevilla, de Nyesa.
Hotel Tryp Macarena, en Sevilla, de Nyesa. Hotel Tryp Macarena.

Banco Popular y la constructora OHL han tomado, respectivamente, el 11 % y el 3% de Nyesa Valores, el grupo inmobiliario que en 2011 protagonizó el mayor concurso de una empresa ocurrido en Aragón. La compañía se declaró en concurso de acreedores con un pasivo de 1.224 millones de euros y a mediados del pasado año alcanzó convenio de pago con los acreedores evitando la situación concursal en la que se encontraba.

A pesar de haber dejado atrás el concurso, a día de hoy la situación de la compañía sigue siendo crítica; presenta un patrimonio neto negativo de 190,7 millones, un fondo de maniobra negativo de 161,1 millones, y deudas vencidas por importe de 41,4 millones. Nyesa ha sido propietaria de hoteles, complejos turísticos, campos de golf, y asegura haber gestionado en los últimos diez años 6,9 millones de metros cuadrados de suelo para la construcción de más de 6.000 viviendas.

Nyesa Valores Corporación surgió en 2008 de la fusión de las inmobiliarias Nyesa e Inbesòs, que ante el pinchazo de la burbuja decidieron integrarse

La entrada en el capital de la entidad financiera y la multinacional presidida por Juan Miguel Villar Mir se produce previsiblemente al ejecutar garantías e intercambiar deuda por activos. Además de OHL y Popular también se han convertido en accionistas de Nyesa las cajas rurales de Aragón y Teruel, con un 11,9% y un 4,7%. Vozpopuli trató el jueves de ampliar la información con la inmobiliaria y parte de los accionistas, sin obtener respuesta.

Nyesa Valores Corporación surgió en 2008 de la fusión de las inmobiliarias Nyesa e Inbesòs, que ante el pinchazo de la burbuja decidieron integrarse. La compañía resultante, con más de 40 sociedades dependientes, inició ese mismo año una negociación con la banca acreedora para refinanciar una deuda de 650 millones de euros. Las entidades financieras accedieron a adquirir activos de la empresa por 210 millones y ese mismo año se declararon en concurso las sociedades relacionadas con la gestión, diseño y explotación de campos de golf. En junio de 2010 la Comisión Nacional del Mercado de Valores suspendió la cotización de Nyesa después de que el auditor de sus cuentas desistiera de ofrecer su opinión sobre el ejercicio 2009. La compañía solicitó su entrada en concurso en el año 2011 en el juzgado mercantil número uno de Zaragoza.

Nyesa ha puesto en marcha un plan de viabilidad para evitar incumplir el convenio acordado con los acreedores y entrar en liquidación. Entre otras medidas trata de vender una parcela residencial en Costa Rica valorada en nueve millones de euros y un ahorro en costes de más del 85% en relación con los costes generales que mantenía en 2011.

Además ha negociado con los administradores concursales nombrados por el juez aplazar el pago de sus honorarios, que ascienden a 2,56 millones de euros. Si la compañía logra mantener la actividad podría regresar a cotizar en Bolsa; en ese caso, tal y como ha acordado con la administración concursal, pasados dos años desde el levantamiento de la suspensión de cotización entregaría a los administradores concursales la cantidad debida.

Complejo en Costa Rica

Nyesa se aferra a un planteamiento urbanístico en Costa Rica como tabla de salvación que ya vendió como su proyecto estrella hace cinco años.

Nyesa ha puesto en marcha un plan de viabilidad para evitar incumplir el convenio acordado con los acreedores y entrar en liquidación

El 6 de septiembre de 2010 la compañía comunicó a la CNMV haber alcanzado un acuerdo de financiación con una entidad financiera estadounidense, Wilson Capital Group (WCG), por el que el banco aportaría 330 millones de dólares a cambio del 20% de la sociedad dependiente del grupo español que proyectaba la construcción en el país centroamericano de unos de los mayores complejos turísticos de la zona. La empresa española es propietaria de un terreno de 250 hectáreas que daría "lugar al desarrollo del mejor complejo turístico, hotelero y residencial de Costa Rica y uno de los mayores de América Latina, orientado tanto al mercado local como al internacional, incluyendo el desarrollo del Club de Golf de referencia del país diseñado por Greg Norman, junto con el desarrollo de al menos tres hoteles de lujo, y el desarrollo residencial de hasta 4000 unidades". Ese día de septiembre de 2010 las acciones de Nyesa se revalorizaron más de un 11% en Bolsa, pero pocas semanas después el grupo español comunicó que su socio estadounidense había quebrado quedando en el aire dicho proyecto urbanístico.

En la actualidad Nyesa mantiene la fe en ese complejo costarricense, denominado La Roca. En respuesta a un requerimiento de información efectuado recientemente por la CNMV, la compañía asegura que, tras la contratación de "consultores especializados en la búsqueda de financiación para este tipo de proyectos", algunos de los "grupos empresariales más importantes y activos de Costa Rica" han mostrado su interés.

El Proyecto La Roca, dice Nyesa, además de ser "el de mayor extensión de estas características, es uno de los únicos proyectos existentes en Costa Rica que cuentan con todos los permisos para su desarrollo inmediato". Y añade que la "gran mayoría de las cadenas hoteleras a nivel internacional han manifestado su interés en el proyecto".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba