Empresas

El G6 bancario endurece el ajuste: expulsa a 4.001 trabajadores en el peor año de la crisis

Los seis grandes bancos españoles (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Popular y Sabadell) han asestado a sus plantillas el mayor golpe desde que comenzó la crisis, con 4.001 empleados menos desde diciembre, lo que supone un recorte de casi el 3%.

Francisco González, Isidro Fainés y Emilio Botín, presidentes de BBVA, Caixabank y Banco Santander, respectivamente
Francisco González, Isidro Fainés y Emilio Botín, presidentes de BBVA, Caixabank y Banco Santander, respectivamente

El denominado G6 de la banca ha impuesto en el último año un ritmo vertiginoso de prejubilaciones y despidos en España. En los primeros seis meses del año, Banco Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Banco Popular y Banco Sabadell han adelgazado sus plantillas en conjunto en 4.001 empleados. Así, han pasado de sumar 137.378 en diciembre, a 133.377 al cierre del semestre. Representan casi el 60% de los 6.939 puestos que eliminaron en todo 2013.

Nunca antes los seis bancos habían realizado un ajuste de esta magnitud a estas alturas de curso. Ahora bien, todos ellos estiman que están en la recta final del redimensionamiento del sector. Un dato que sustenta esta previsión es que en el semestre han cerrado 759 oficinas y, de ellas, el 60% corresponden al Santander (458), cuando en el anterior (julio-diciembre 2013) clausuraron 1.654 sucursales.

En los últimos 12 meses, la cifra se dispara hasta los 9.746 empleados menos, después de que en el segundo semestre de 2013 redujeran su personal en 5.745 trabajadores. Entre enero y junio de este año, las seis entidades, las que más empleo generan en España, han diezmado sus plantillas.

El mayor ajuste, tanto en términos absolutos como relativos lo ha protagonizado el Banco Santander. La entidad que preside Emilio Botín ha limitado sus empleados en España a 25.465, lo que supone 1.941 menos que en diciembre (-7%), casi la mitad del recorte total. Una reducción que se ha distribuido en cerca de 1.700 prejubilaciones y alrededor de 300 despidos, frente a únicamente siete contrataciones, entre las que se incluye la del exsecretario de Estado de Economía, José Manuel Campa. En seis años, el banco rojo ha prescindido de uno de cada cuatro empleados (el 26,5%).

Bankia todavía tiene que prescindir de 378 para cumplir los objetivos que ordena Bruselas

Bankia, por su parte, ha proseguido con los ajustes que estableció en su Plan Estratégico 2012-2015 y en el semestre prescindió de 514 trabajadores (-3,3%), hasta situar la plantilla total en 14.878 empleados. El objetivo establecido por José Ignacio Goirigolzarri es alcanzar los 14.500 empleados a finales de 2015, por lo que aún debe acometer un ajuste de 378 personas.

En diciembre de 2012, el banco nacionalizado contaba con 20.589 trabajadores, por lo que, como el Santander, también ha expulsado a uno de cada cuatro empleados, aunque en su caso en sólo un año y medio. Es más, antes de la integración de las siete cajas de ahorros que conformaron Bankia en 2011 (Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caja Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja), se estima que en conjunto totalizaba 24.644 trabajadores, por lo que desde entonces se han quedado por el camino prácticamente 10.000 (el 40%).

El Banco Popular ha eliminado 394 puestos de trabajo, pasando de 14.179 en diciembre a 13.688 en junio (-3,4%). Desde mediados de 2012, el recorte asciende a los 2.080 empleados. Su presidente, Ángel Ron, aseguró en abril que la entidad incrementaría las contrataciones sustancialmente durante 2014, hasta las 350.

El cuarto en discordia ha sido Banco Sabadell, con 379 trabajadores menos que en diciembre. Así, la entidad catalana, que en los últimos años ha adquirido la CAM, Banco Gallego, BMN-Penedès y Lloyds España, ha bajado de 18.077 empleados a 17.698. No obstante, los niveles actuales de empleo son, debido a estas compras, muy superiores a los que registraba en 2011, cuando tenía contratadas a 10.675 personas.

Mientras, la plantilla de Caixabank ha menguado en 374 empleados. El banco que preside Isidro Fainé, no obstante, se mantiene como la entidad con más trabajadores en España, con 31.574. Supera a BBVA, que tiene 30.074, después de haber eliminado 302 empleos, la que menos de las seis. El grupo que preside Francisco González ha cerrado la compra de CatalunyaBanc, y aunque no ha detallado sus planes de empleo, en lo que en próximos trimestres verá incrementada su plantilla.

Frente a los seis grandes, los también cotizados Bankinter y Liberbank incrementan sus plantillas

Frente a los seis grandes, los otros dos bancos cotizados, Bankinter y Liberbank, aumentan sus plantillas. La entidad que dirige María Dolores Dancausa sumó 51 empleados, hasta 4.139, mientras que el banco fruto de la fusión de Cajastur-CCM, Caja Cantabria y Caja de Badajoz añadió 54, hasta los 5.402.

Los 4.001 empleados menos de los seis grandes bancos españoles se suman así a cinco años continuados de recortes de personal en el sector financiero. El año pasado fue el peor, con 18.618 trabajadores expulsados del sistema (-7,9%). En 2008 se tocó techo con 278.301 empleados. Al cierre de 2013, la cifra se había rebajado hasta 217.885, es decir 60.416 menos (-21,7%), según los últimos datos disponibles del Banco de España.

Lejos de remitir, en 2014 el ajuste, al menos hasta la fecha, se ha acelerado. Al fin y al cabo, hay quien sostiene, como BBVA Research, que el equilibrio en el sistema financiero español se alcanzará cuando la cifra de empleados se sitúe en 200.000, por lo todavía restaría un recorte similar al de 2013.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba