El lobby del sector considera que las valoraciones podrían quedar muy tocadas

El lobby inmobiliario, alarmado por la auditoría a la banca: “afectará a nuestros activos”

Las alarmas han saltado en el sector inmobiliario. La auditoría a la que se someterá el sector financiero preocupa y mucho a las principales empresas del sector por cuanto prevén que las valoraciones de los activos inmobiliarios que están en los balances de la banca serán objeto de una significativa revisión a la baja. El efecto sobre la cartera de las empresas de la industria se dejará sentir de inmediato.

El lobby inmobiliario, alarmado por la auditoría a la banca: “afectará a nuestros activos”
El lobby inmobiliario, alarmado por la auditoría a la banca: “afectará a nuestros activos”

La inquietud se ha instalado en el G-14, el lobby que agrupa a las principales empresas inmobiliarias del país. Después de mostrarse especialmente activa con la llegada del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, la asociación empresarial ha pisado el freno empujada por las circunstancias en torno al sector financiero.

Las reformas impulsadas por el Ejecutivo no han hecho sino incrementar la incertidumbre en el seno del G-14. La auditoría a la que se someterá la banca, que será articulada principalmente por Oliver Wyman y Roland Berger, es un punto especialmente espinoso. Las inmobiliarias consideran que la revisión a la baja que las firmas realizarán de los activos del ladrillo en los balances de la banca será significativa y repercutirá de forma negativa en las carteras de activos de las empresas de la industria.

El lobby inmobiliario considera que la revisión del valor de los activos inmobiliarios de la banca hará que las empresas del sector tengan que hacer lo propio con los suyos, lo que llevará a algunas compañías a una situación extremadamente complicada.

De hecho, una nueva vuelta de tuerca a la valoración de las carteras de las inmobiliarias supondría la puntilla para un sector que ya expuso al recién estrenado Gobierno de Rajoy una situación límite al inicio de la legislatura. Las peticiones iniciales del G-14 (relacionadas con la prórroga de la rebaja del IVA en la compra de nueva vivienda y la recuperación de la desgravación con efecto retroactivo) ya fueron con la coletilla de que si no se llevaban a cabo, la mayoría del sector estaría muerto.

Preocupación por el crédito

Pero una significativa revisión de los activos sería mortal para buena parte de la industria, lo que ha hecho que las alarmas se enciendan en el seno del lobby inmobiliario.

Por otra parte, las empresas del sector también consideran que las medidas incluidas en la reforma financiera no facilitan precisamente la recuperación del crédito. El G-14 contempla con inquietud cómo las cifras de desempleo no paran de incrementarse al mismo tiempo que las entidades financieras siguen sin facilitar créditos a las familias, en tanto en cuanto no terminan de aclarar su situación.

Este cóctel explosivo ha sido el protagonista de las últimas reuniones del lobby inmobiliario que, por el momento, se mantiene a la expectativa, en una calma tensa a la espera de novedades en torno al sector financiero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba