Empresas

Florentino Pérez y su cúpula en ACS se estrellan con las stock options al perder un 23% de su valor

El presidente de ACS y sus 56 ejecutivos de confianza han hecho mal negocio con los 6,2 millones de stock options que se repartieron en 2010. Cada uno de los títulos que recibieron tenía un valor de 34,155 euros pero ahora éste se sitúa en 26,3 euros, un 23% menos, de forma que si las ejecutan el 1 de mayo, primer plazo de su vencimiento, perderían en conjunto 48,72 millones de euros. Florentino Pérez, con casi un millón de acciones, acumula minusvalías de 7,35 millones.

El día 27 de mayo de 2010, la cúpula directiva del grupo ACS y sus principales sociedades estaba de enhorabuena. Su Comisión Ejecutiva, siguiendo los acuerdos del consejo de administración, acordó "el establecimiento de un Plan de Opciones sobre acciones" por un monto total de 6,2 millones de títulos a repartir entre 57 altos ejecutivos.

Su "precio de ejercicio" se fijó en 34,155 euros por acción, tomando por referencia el de cierre de cotización del día 30 de abril (día inmediatamente anterior a la fecha de efectividad del Plan, 1 de mayo de 2010)", según informó ACS a la CNMV el 27 de mayo de ese año.

Los altos directivos, con su presidente Florentino Pérez al frente, tenían que esperar, como mínimo, hasta el 1 de mayo de 2014, para poder ejecutar esos títulos con los que la empresa les premiaba por su labor y alta responsabilidad. Pues bien, queda poco más de mes y medio para ese momento y el valor de esos títulos se ha desplomado un 22,99%, hasta los 26,3 euros a los que cerró ayer ACS, tras subir un 1,29% en el parqué.

Los 6,2 millones de acciones que hace casi cuatro años tenían un valor de 211,87 millones de euros, ahora se han visto reducidos a 163,15 millones. Son casi 49 millones (48,72 para ser exactos) los que se han dejado los 57 directivos en este periodo.

Florentino Pérez, el más premiado de todos los directivos, recibió 936.430 títulos, que ahora valen 24,6 millones, frente a los 32 millones a los que cotizaban hace cuatro años

El más premiado de todos ellos, el fundador del grupo y actual presidente del Real Madrid, se llevó entonces 936.430 títulos, que representaban un valor de 32 millones y ahora cotizan por un monto de 24,6 millones. Es decir, Florentino Pérez se ha dejado en el camino 7,35 millones de euros.

Marcelino Fernández, Eugenio Llorente, Ángel García Altozano y José Luis del Valle, sus inseparables hombres de confianza en la alta cúpula directiva, recibieron entonces 752.320, 652.320, 351.160 y 351.160 acciones respectivamente. Obviamente, todos ellos han perdido un 23% del valor del premio que les concedió su empresa por lealtad y buena gestión.

Por debajo de ellos, completa el plantel de alta dirección con derecho a stock options un total de 52 ejecutivos (ver listado completo en las páginas 3 y 4).

El primer plazo de ejecución de las opciones vence el próximo 1 de mayo, pero los beneficiarios pueden esperar hasta la misma fecha de 2015, con la esperanza de que el precio por acción mejore

Pero no todo está perdido para ellos. Ese desplome del 23% se produciría se ejecutasen sus opciones el próximo 1 de mayo, pero el plan les permite aguantar con ellas, a la espera de una mejora en la cotización del grupo, hasta ese mismo día, la Festividad Mundial del Trabajador, pero en 2015.

"Las opciones serán ejercitables, por mitades e iguales partes, acumulables a elección del beneficiario, durante el cuarto y quinto años siguientes al inclusive, 1 de mayo de 2010", rezaba la letra del acuerdo sellado entonces, que además les fijaba una salvaguarda para que "el precio se modificara en la cantidad correspondiente en el caso de que se produzca una dilución".

En lo que va de año, la acción de ACS se ha revalorizado sólo un 5,1%, hasta los 26,3 euros con los que cerró ayer, llevando la capitalización del grupo a 8.275,6 millones de euros.

El valor del grupo en los últimos años se ha visto penalizado por la crisis del sector, pero sobre todo por el alto endeudamiento asumido como consecuencia del asalto fallido a Iberdrola

En estos cuatro años, el plan de stock options se ha visto penalizado no sólo por la grave crisis de inversión en los sectores de las infraestructuras, servicios y renovables en los que opera el grupo de Florentino Pérez, sino también por su arriesgada y fallida aventura de asalto al Iberdrola.

Tras varios años intentando entrar en el consejo y desbancar a Ignacio Sánchez Galán de la presidencia, ACS ha tenido que ir deshaciendo posiciones desde el 20% que llegó a controlar, presionado por los bancos que financiaban su gigantesca deuda.

El grupo ha puesto en venta el 5% de Iberdrola, el 17% de Yoigo, los activos renovables y algunas filiales de Hochtief, con el objetivo de reducir su deuda y recuperar la estabilidad financiera

El grupo se ha visto obligado a poner en venta el 5% que aún controla de forma directa e indirecta de Iberdrola, así como su participación de 17% en Yoigo, sus activos renovables y algunas de las sociedades de su filial alemana Hochtief. Todo con el objetivo de dejar su deuda por debajo de los 3.000 millones de euros para tratar de calmar a los bancos y a los inversores.

Ha sido en esta carrera de cuatro años en la que además, Florentino Pérez, con su estrategia, se ha granjeado la incomodidad de sus accionistas de referencia, especialmente la familia March, que han ido recortando posiciones en el capital.

Además, el grupo, en los últimos meses, ha reforzado su posición de autocartera, con el objetivo de impulsar al alza la cotización de la acción. Desde septiembre de 2013 a febrero de este año, la compañiá ha adquirido tres millones de acciones propias, por un valor total de 78,2 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba