Empresas

ACS provisiona casi 1.500 millones para contingencias relacionadas con el Castor y las autopistas

El grupo que preside Florentino Pérez no las tiene todas consigo sobre las consecuencias de devolver la concesión del almacén de gas, como prueba la provisión que ha llevado a cabo, que ha aflorado como consecuencia de la emisión de bonos de ACS.

Florentino Pérez no las tiene todas consigo sobre el desenlace del Castor
Florentino Pérez no las tiene todas consigo sobre el desenlace del Castor

La devolución de la concesión para operar el almacén de gas Castor no le va a quitar los dolores de cabeza a Florentino Pérez, al menos por ahora. Para esta contingencia y otras, entre las que se encuentra la situación de las autopistas de peaje en situación de quiebra, ACS ha dotado provisiones por valor de 1.448 millones de euros, lo que prueba que el grupo constructor y de servicios no las tiene todas consigo en la negociación que mantiene con el Gobierno por la cuantía de la indemnización correspondiente por el rescate de la concesión.

ACS ha dado cuenta de esta circunstancia en el folleto preliminar de la emisión de renta fija que prepara y que ha sido registrado en la Bolsa irlandesa. En el documento, la compañía describe los últimos acontecimientos en torno al almacén de gas y su situación actual, en la que la empresa está pendiente del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y de los bonistas de la emisión realizada por Escal (la sociedad concesionaria del Castor) para que den su visto bueno a la devolución de la concesión.

Por el momento, el Gobierno ha manifestado públicamente su intención de estudiar con calma la devolución de la concesión, aunque internamente sostiene que no está dispuesto a indemnizar a ACS con los más de 1.400 millones de euros que exige Florentino Pérez, sino que llevará a cabo una considerable quita.

De ahí que sea grande la probabilidad de que el asunto acabe en los tribunales y se dilate en el tiempo, lo que provocaría tensiones en el esquema diseñado para financiar la concesión y justificaría parte de las provisiones realizadas por ACS.

La incertidumbre de las autopistas

El de las autopistas de peaje es otro de los asuntos que ha motivado las fuertes provisiones de la constructora. En concreto, ACS se refiere en el folleto al caso de la concesionaria de dos de las radiales de Madrid, la R-3 y la R-5, sobre la que ya hay abierto un proceso de arbitraje para dirimir las diferencias entre sus socios.

Además, uno de los acreedores de la concesionaria, en concreto Bankia, solicitó en febrero la ejecución de las garantías que sostienen el préstamo que hizo en su día, toda vez que la sociedad, que está en concurso de acreedores, no ha sido capaz de hacer frente a los pagos de la deuda.

Todo está pendiente además de la decisión que tome finalmente el Gobierno sobre el rescate de las autopistas de peaje en concurso de acreedores y que no termina de llegar pese a que el ejecutivo tiene encima de la mesa desde hace unas semanas las propuestas tanto de la banca acreedora como de los accionistas de las concesionarias.

Recupera el favor de la banca española

Además, el folleto también revela que el programa de renta fija que ha puesto en marcha ACS tiene una cuantía máxima de 1.500 millones de euros, una cantidad que se asemeja a la de las mencionadas provisiones, aunque la compañía no especifica la finalidad de dicho programa.

El grupo deberá hacer frente el próximo año a la refinanciación de buena parte de su deuda. La primera emisión que realizará la compañía será por un importe aproximado de 500 millones.

El regreso de ACS al mercado de renta fija también pone de manifiesto que la compañía ha recuperado el favor de la gran banca española, que había perdido precisamente en el proceso de su última gran refinanciación, acontecida en 2012. Santander, BBVA, CaixaBank y Bankia se encuentran entre las 17 entidades colocadoras de la emisión.

El apoyo incondicional de SG

Eso sí, como coordinador de la emisión aparece Société Generale (SG), que se ha mantenido como gran apoyo de Florentino Pérez en los años más críticos para ACS, sobre todo aquel 2012 en el que las cuantiosas pérdidas registradas por la salida del capital de Iberdrola coincidieron en el tiempo con las refinanciaciones y la compañía registró sus mínimos de los últimos siete años en Bolsa.

En el mercado es conocida la buena relación entre Pérez y Donato González, responsable de la entidad financiera francesa en España, así como con Borja Prado, presidente de Endesa y hombre fuerte del italiano Mediobanca que, por supuesto, también figura como uno de los colocadores de la emisión. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba