Empresas

Florentino planea una gira del Real Madrid por Australia, el mercado más problemático para ACS

Leighton, la filial australiana de ACS, es un quebradero de cabeza para el grupo por su elevado endeudamiento y el deterioro de sus resultados, lo que le ha hecho perder capacidad para llevarse contratos. Florentino Pérez trata de enderezar el rumbo a su manera.

Florentino Pérez, presidente ACS
Florentino Pérez, presidente ACS Gtres

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, está estudiando muy seriamente la posibilidad de que el club lleve a cabo durante la pretemporada del próximo verano una gira por Australia. Un mercado escasamente atractivo desde el punto de vista futbolístico (un deporte que no es ni el cuarto o quinto más popular en el país) pero que sí está dando muchos quebraderos de cabeza a los responsables de ACS por la situación de su filial Leighton. Como en otras ocasiones, a Pérez no le temblará la mano a la hora de echar mano del Real Madrid para tratar de favorecer a la empresa de la que es presidente y primer accionista.

La delicada situación financiera de Leighton, con un endeudamiento que supera los 5.000 millones de euros, ha llevado a la compañía a quedarse atrás en los principales proyectos de infraestructura que se desarrollan actualmente en el país oceánico, pese a que antaño era todo un referente en este mercado.

Sin embargo, desde que ACS tomó el control de la alemana Hochtief, que es la que tiene una participación mayoritaria en Leighton, el escenario sólo ha hecho que empeorar para la empresa australiana, hasta el punto de que actualmente la calificación crediticia de la empresa está al borde del bono basura debido, precisamente, a que la deuda se ha incrementado de forma exponencial.

Al mismo tiempo, Leighton no está siendo capaz de aprovechar la fuerte inversión en infraestructuras que están realizando las autoridades australianas, que ha hecho que grupos españoles como Accionase hayan llevado espectaculares contratos; que otro, como Abertis, pujara por una concesión de autopistas milmillonaria; y que otras, como Ferrovial, se hayan interesado por entrar en el mercado australiano a través de la compra de empresas locales.

Un salvavidas para Fernández Verdes

Sin embargo, el caso de Leighton es radicalmente distinto. No sólo ha perdido el favor de las autoridades locales sino que estados como Nueva Gales del Sur, en el que se encuentra la ciudad de Sydney, ha encendido las luces de alerta por su notable exposición a Leighton como gran contratista de obra pública.

Para tratar de arreglar esta situación, Florentino Pérez delegó en Marcelino Fernández Verdes, al que él mismo designó como su sucesor en ACS, y que ejerce como primer ejecutivo tanto en Leighton como en Hochtief.

El ex máximo responsable de Dragados, que vive a caballo entre Australia y Alemania, asumió todo el poder en la empresa australiana, algo que ahondó en el divorcio entre Leighton y ACS, toda vez que confirmaba que Florentino Pérez no iba a respetar el compromiso de permitir que la empresa australiana funcionara de manera independiente, adquirido cuando ACS tomó el control de Hochtief.

Precisamente, este compromiso fue clave para que ACS fuera eximida por parte de los supervisores del mercado australiano de lanzar una OPA sobre Leighton al adquirir Hochtief.

Fernández Verdes puso en marcha un plan de desinversiones para tratar de aliviar la deuda de Leighton a costa, eso sí, de que la empresas australiana se haga más pequeña y más débil, lo que complica su situación como contratista. De hecho, uno de los activos a la venta es la constructora John Holland, que llegó a ofrecer a Ferrovial, aunque la empresa de los Del Pino se haya fijado finalmente en Transfield.

Los réditos de pasear al Madrid por Asia

En el consejo de administración de Leighton también aterrizaron dos ejecutivos muy ligados a Florentino Pérez: el sempiterno secretario del consejo de ACS José Luis del Valle y el ex presidente de Unión Fenosa Pedro López Jiménez que, además, también comparte con Pérez la junta directiva del Real Madrid, donde se ocupa de los asuntos de corte internacional, como las relaciones con UEFA y FIFA.

Con este panorama, la posible llegada del Real Madrid a Australia se atisba como la mejor carta de presentación de Florentino Pérez en los antípodas para tratar de enderezar el rumbo de Leighton. No sería algo estrictamente nuevo ni excepcional.

En la primera etapa de Pérez como presidente del Real Madrid se asoció frecuentemente las giras que el equipo hacía en los veranos por Asia con los intereses de ACS por aquel mercado, en el que acabó logrando importantes contratos, casualmente también de la mano de Fernández Verdes.

En los últimos cinco años, el Real Madrid ha llevado a cabo la pretemporada en EEUU, en las instalaciones de la Universidad de Los Angeles, consideradas como ideales por los diferentes cuerpos técnicos que han trabajado para el club. Parece ser que los planes cambiarán a partir del próximo verano y no precisamente por motivos deportivos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba