El endeudamiento total de su sociedad de inversión se aproxima a los 800 millones

Florentino refinancia su deuda y esquiva un vencimiento de 250 M. a corto plazo

El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha salvado un nuevo “match ball” con su deuda al lograr una refinanciación que evita que tenga que afrontar vencimientos por valor de 250 millones de euros a corto plazo. Eso sí, los apoyos financieros del también presidente del Real Madrid no han dado para más que para tomar un cierto respiro y traspasar parte de estos vencimientos a largo plazo. La deuda total de su sociedad de inversión se aproxima a los 800 millones.

Florentino refinancia su deuda y esquiva un vencimiento de 250 M. a corto plazo
Florentino refinancia su deuda y esquiva un vencimiento de 250 M. a corto plazo

Alivio financiero para Florentino Pérez. El presidente de ACS llegó a un acuerdo con la banca para traspasar a largo plazo parte de la deuda que mantenía a corto y que le llevaba a tener que afrontar vencimientos por un total de casi 250 millones de euros en los próximos meses.

Sin embargo, la operación no ha servido sino para salvar momentáneamente los muebles. El primer ejecutivo del grupo constructor tendrá que volver a sentarse con las entidades financieras si no quiere verse obligado a desembolsar algo más de 120 millones de euros a corto plazo. Los apoyos financieros de Pérez en España se han ido diluyendo con lo que ha tenido que echar mano de entidades procedentes del exterior, en paralelo a lo que ha sucedido también con la propia ACS.

La práctica totalidad de la deuda de Florentino Pérez está relacionada con su participación en la constructora que preside y de la que es uno de los principales accionistas, con un 12,5% del capital. En total, la deuda de Inversiones Vesán, la instrumental a través de la que controla este paquete de títulos, asciende a casi 800 millones de euros.

Precisamente, la errática trayectoria bursátil de la compañía ha hecho que Pérez haya tenido que tomar cartas en el asunto, sobre todo después de que el consejo de ACS determinara suprimir el dividendo con el que retribuía a sus accionistas a cuenta de los resultados debido a que cerrará 2012 con pérdidas derivadas de la venta de un paquete de Iberdrola y las provisiones que ha tenido que realizar la constructora al revisar a la baja la valoración de lo que le resta en la eléctrica.

Sin nuevas garantías

De este modo, Pérez cuenta ahora con un colchón algo más amplio para gestionar su propia deuda aunque no ha conseguido alejar todos los peligros, ya que aún mantiene 120 millones con vencimiento próximo. Fuentes financieras han señalado que la operación no ha supuesto, por el momento, para Florentino la obligación de aportar nuevas garantías pero sí ha tenido un elevado coste en lo que a intereses se refiere.

La refinanciación de Inversiones Vesán se asemeja a la que lograron los financieros Alberto Alcocer y Alberto Cortina, los Albertos, a finales de 2011, aunque posteriormente la banca les solicitó garantías adicionales por el descenso del precio de las acciones de ACS en el mercado. Una deriva que llevó a Alcocer y Cortina a vender un paquete de títulos de la compañía a comienzos del verano, operación que dejó su participación por debajo del 10%.

Desde que se inició la crisis, ACS acumula retrocesos bursátiles que han dejado su capitalización en un tercio de la que registraba en 2007, cuando el Ibex-35 registraba sus máximos históricos. En aquellos momentos Pérez, los Albertos y otros inversores como el grupo turístico Iberostar adquirieron acciones de la compañía. El castigo ha sido especialmente grave en este 2012. En lo que va de año, ACS se deja casi un 32% en el parqué, lo que ha puesto en serios apuros a los que realizaron operaciones con un fuerte apalancamiento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba