Sin acuerdo con la banca para refinanciar el sindicado de 522 millones que vence en diciembre

La AP36 (Ocaña-La Roda), en situación límite: decidirá en junta si va a concurso

Días decisivos para la concesionaria de la autopista de peaje Ocaña-La Roda, participada por Ferrovial, Sacyr y Kutxa. La sociedad afronta el vencimiento del crédito sindicado por valor de 522 millones de euros, que tiene lugar a finales de año. Sin acuerdo con la banca para la refinanciación, la concesionaria se ve abocada al concurso de acreedores, una decisión que la compañía tomará en una junta extraordinaria el mes que viene. 

Rafael del Pino, presidente de Ferrovial (derecha), e Iñigo Meirás, consejero delegado
Rafael del Pino, presidente de Ferrovial (derecha), e Iñigo Meirás, consejero delegado

La autopista de peaje AP36 (Ocaña-La Roda) puede convertirse en la quinta concesionaria en acogerse al concurso de acreedores. La sociedad tenedora de los títulos de la concesionaria Autopista Madrid Levante decidirá en una próxima junta extraordinaria de accionistas si acude a los juzgados de lo Mercantil para poder afrontar una situación límite.

El préstamo sindicado de 522 millones de euros concedido a la concesionaria tras la adjudicación vence el próximo mes de diciembre y no hay acuerdo con los bancos para su refinanciación. La concesionaria está participada por Ferrovial, que cuenta con un 55% del capital a través de sus filiales Cintra y Budimex; Sacyr, con un 40%; y la Kutxa, con el 5% restante.  Las entidades que encabezan el sindicato son BBVA, Santander, Société Générale y Royal Bank of Scotland

Fuentes cercanas a la sociedad concesionaria señalaron a Vozpópuli que el próximo viernes tendrá lugar una reunión del consejo de administración para analizar la situación aunque la decisión definitiva se adoptará en la junta extraordinaria que se celebrará el próximo mes de noviembre. “En los últimos meses las reuniones del consejo han sido más habituales de lo normal debido a la situación de la sociedad”, señalaron las citadas fuentes.

De hecho, el pasado jueves tuvo lugar la última de ellas, en la que se tomó la determinación de convocar la junta extraordinaria de accionistas. Como sucede en los casos de las concesionarias que ya han solicitado concurso, la sociedad se ha visto superada por circunstancias como la fuerte caída de los tráficos, los sobrecostes por las expropiaciones y el complicado entorno macroeconómico y del mercado crediticio.

Más de 80 millones de pérdidas

El tráfico medio de vehículos, tanto ligeros como pesados, de la AP36 se sitúa en el entorno de los 4.000 después de cuatro ejercicios consecutivos de descensos, muy lejos de las estimaciones iniciales que preveían puntas de hasta 20.000 vehículos en días señalados. Los planes originarios del proyecto apuntaban a que la vía contribuiría a despejar hasta un 20% del tráfico de la A-3 (Madrid-Valencia).

“La situación no es muy diferente de las que ya han presentado concurso. Sólo resta esperar”, apuntó una fuente conocedora de la situación.

En el ejercicio 2010, el último presentado en el Registro Mercantil, la concesionaria presentó pérdidas de algo más de 15 millones de euros aunque los números rojos acumulados en los últimos años se acercaban a los 85 millones de euros.

La autopista de peaje AP36 conecta con la Radial 4, cuya concesionaria (participada también por Ferrovial y Sacyr) es una de las que ha acudido a solicitar la ayuda del concurso de acreedores debido a su situación financiera. A su vez, la Radial 4 tiene una conexión con la M-50, autopista de circunvalación que se adjudicó a las concesionarias de las radiales de Madrid aunque no se trata de una vía de peaje.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba