Empresas

Ferrovial, a punto de convertir a Reino Unido en su principal mercado, por delante de España

El gran volumen de contratos de servicios que ha logrado la compañía en tierras británicas en lo que va de 2014, por encima de los 4.000 millones de euros, dispara el peso del Reino Unido en su balance hasta el punto de desafiar a la aportación de España.

Iñigo Meirás (izq.), consejero delegado de Ferrovial, y Rafael del Pino, presidente
Iñigo Meirás (izq.), consejero delegado de Ferrovial, y Rafael del Pino, presidente

Ferrovial anunció ayer la obtención de nuevos contrato de servicios en Reino Unido, en concreto, de mantenimiento de instalaciones militares, por valor de 1.200 millones de euros. Han sido los últimos de una larga lista de adjudicaciones en tierras británicas desde que se inició el año, hasta el punto de que sólo en estos siete meses la cartera de Ferrovial en el país se ha incrementado en torno al 35%, más de 4.200 millones de euros. La principal consecuencia es que Reino Unido está cerca de ser del primer mercado del mundo para Ferrovial, por encima de España.

Hace tiempo que el negocio internacional cuenta con más peso que el nacional en la cartera de Ferrovial. De hecho, la compañía controlada por la familia Del Pino es considerada como una de las más diversificadas desde el punto de vista geográfico, un aspecto que le ha valido el favor de los inversores internacionales.

Pero sin tener en cuenta la suma de todos los mercados del exterior, España seguía siendo la principal plaza de Ferrovial, pese al considerable frenazo de las licitaciones de obra pública.

Ahora, la tendencia está a punto de darse la vuelta en favor de Reino Unido, país por el que Ferrovial comenzó a apostar con fuerza en los primeros años del siglo XXI. Primero, con la adquisición de Amey que, por entonces, se encontraba al borde de la quiebra aunque a punto de adjudicarse un voluminoso contrato para la renovación del metro de Londres. Y posteriormente, en 2006, con la adquisición del gestor aeroportuario británico BAA.

La aportación de Enterprise

La clave de la catarata de contratos que le han llegado a Ferrovial en 2014 desde las islas británicas es otra operación corporativa: la compra de Enterprise, que tuvo lugar a mediados del pasado ejercicio. La empresa española invirtió algo más de 470 millones en comprar una empresa de servicios que es habitual contratista del Estado y con una importante cartera de negocios. Y los resultados no se han hecho esperar.

“Buena parte de los contratos que Ferrovial ha conseguido en Reino Unido este año son renovaciones de adjudicaciones que tenía Enterprise”, explica un portavoz de la empresa española.

De acuerdo con los últimos datos disponibles, la aportación de España a los negocios del grupo se cifra en torno al 25%, un porcentaje que está muy próximo a alcanzar Reino Unido. Ya en el área de servicios, el país británico aportaba casi el doble que España al cierre de 2013.

Ferrovial no pierde vista otro mercado internacional como el norteamericano. Las siete concesiones de autopistas que posee en EEUU y las de Canadá (basadas en la gran autopista ETR 407) hacen de la zona el tercer mercado para la empresa que en breve podría también desafiar a España como uno de los principales mercados de Ferrovial.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba