Empresas

Ferrovial se desmarca de su sector y logra volver a las cotizaciones precrisis

Tan sólo un selecto grupo de cotizadas ha sido capaz de que sus títulos se sitúen por encima de los precios que registraban cuando se inició la crisis. El caso de Ferrovial es aún más meritorio si cabe por formar parte de un sector como el constructor, absolutamente masacrado por los mercados como consecuencia de la recesión. La compañía controlada por la familia Del Pino ha fundamentado la remontada en la disminución de la deuda y su creciente internacionalización.

Ferrovial se desmarca de su sector y logra volver a las cotizaciones precrisis
Ferrovial se desmarca de su sector y logra volver a las cotizaciones precrisis

Ferrovial cotiza en estos días y sus máximos de los últimos cinco años, lo que se traduce en que el grupo de construcción, concesiones y servicios controlado por la familia Del Pino ha logrado recuperar las cotas previas al inicio de la crisis. No ha sido la primera en lograrlo ni tampoco la que lo ha hecho con mayor holgura. Pero sí constituye una excepción dentro de uno de los sectores más penalizados por la recesión.

La prueba está en la comparación con sus pares en el mercado español. OHL, que es la que, sin contar con Ferrovial, ha mostrado un mejor comportamiento durante este periodo entre los grupos constructores cotizados, aún acumula un retroceso cercano al 32% en el último lustro. Mientras, ACS ha perdido casi dos tercios de su capitalización bursátil en este periodo y el balance podría ser peor teniendo en cuenta que ha recuperado un 35% desde que a finales del pasado mes de julio cerró la refinanciación de su deuda.

Hace unos meses que Ferrovial desbancó claramente a ACS como primer grupo constructor del país por capitalización bursátil. Lo que al principio fue un simple hecho anecdótico, una cuestión de 50 millones de euros arriba o abajo, se ha convertido en una tendencia y actualmente la distancia entre ambas se ha ensanchado hasta casi los 3.000 millones de euros.

Mientras, los dos grupos que cierran la clasificación de las constructoras por valor bursátil han sido las más penalizadas durante la crisis. Más de un 83% se deja FCC desde finales de 2007 mientras que Sacyr ha perdido en torno al 95%.

Recorte de deuda e internacionalización

Sin duda, una de las claves para que Ferrovial haya vuelto a cotizar a precios del inicio de la crisis ha sido la gestión de su endeudamiento. El grupo ha logrado reducir casi un 60% su deuda, abultadísima al cierre de 2007, cuando todavía estaba haciendo la digestión de la compra del gestor aeroportuario británico BAA. Precisamente, las ventas de paquetes de acciones de esta compañía y de una participación en la autopista canadiense ETR-407, la otra joya de la corona, han sido claves para un ajuste que ha convencido a los inversores.

Sin ir más lejos, ACS tan sólo ha podido reducir un tercio su endeudamiento con una mayor descapitalización de la compañía. La deuda de FCC se ha reducido menos de un 20% en este periodo.

Otra de las claves ha sido la internacionalización del grupo. Los dos activos mencionados anteriormente, BAA y la ETR-407, hacen que Ferrovial sea una compañía poco expuesta al mercado español, algo que los inversores institucionales provenientes del exterior han valorado positivamente. De este factor también se ha visto beneficiada OHL, que está logrando cotas de internacionalización muy elevadas en sus resultados, hasta el punto de que en algunos trimestres más del 90% del Ebitda ha llegado desde fuera de España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba