Otro Gowex: la inmobiliaria Fergo Aisa acaba denunciada por estafa

El grupo español que dijo que iba a construir un estadio olímpico en Irak, denunciado por estafa

Fergo Aisa, la inmobiliaria y constructora catalana en proceso de liquidación, informó en 2011 que iba a construir miles de viviendas en Irak y en Colombia, cuando en realidad no tenía actividad.

Carlos Fernández, presidente de Fergo Aisa.
Carlos Fernández, presidente de Fergo Aisa. Europa Press.

Carlos Fernández, presidente de Fergo Aisa, y el resto del consejo de administración de la constructora e inmobiliaria catalana afrontan querella presentada el miércoles en la Audiencia Nacional por presunta estafa. Los afectados, según la querella, son los centenares de accionistas de la compañía -Fergo Aisa ha cotizado en Bolsa hasta su exclusión el pasado mes de mayo por encontrarse en fase de liquidación- repartidos por el territorio español.

El despacho que ha presentado la denuncia, del abogado Felipe Izquierdo, sostiene que el caso de Fergo Aisa es similar al del Caso Pescanova, instruido en el juzgado central número cinco de la Audiencia Nacional.

La querella se basa en el contenido del informe presentado por la administración concursal recientemente en el que se solicita la declaración de concurso culpable, y en el que se asegura que Fergo Aisa en realidad no mantenía actividad desde al menos 2010. Los administradores designados por el juez en el concurso de la empresa advierten que en base a los "indicios privilegiados encontrados se estima que desde al menos 2010 Fergo Aisa se encontraba en situación de insolvencia". Así, la compañía venía incumpliendo sus obligaciones con la Hacienda y la Seguridad Social, desde ese año; el grupo cesó su actividad en 2010, año en el que los únicos ingresos que constan de la sociedad derivan de daciones en pago efectuadas a entidades financieras y en el que registró pérdidas de 169 millones. La administración concursal llega a afirmar en su informe que la compañía "se encontraba en situación de insolvencia desde el comienzo del segundo trimestre de 2008".

La empresa comunicó en noviembre de 2011 que negociaba la construcción de más de 30.000 viviendas en Irak

A pesar de que Fergo Aisa, de acuerdo al informe de los administradores, no tenía actividad desde 2010, la compañía emitió comunicados oficiales a la Comisión Nacional del Mercado de Valores durante 2011 en los que describía supuestas adjudicaciones de obras millonarias. Lo fantasioso del contenido de aquellos comunicados, vistos a día de hoy, no impidieron que cuando fueron lanzados al mercado el valor en Bolsa de Fergo Aisa se disparara.

El valor de la compañía se incrementó el 28 de noviembre de 2011 un 56% en Bolsa después de que comunicara a la CNMV a través de hecho relevante que había logrado un contrato en Colombia para construir 20.000 viviendas que supondría unos ingresos de 450 millones de euros. Fergo Aisa aseguraba en su comunicado que las primeras 10.000 viviendas se iniciarían en el primer trimestre de 2012. Poco después autoridades colombianas desmintieron la existencia de dicho contrato, y la empresa española admitió en un comunicado emitido en diciembre que no existía "acuerdo firmado entre las partes" pero que el alcalde de la localidad colombiana donde se iban a construir las viviendas se había comprometido a ello con Fergo Aisa.

La inmobiliaria y constructora catalana efectuó otros comunicados de supuestos contratos exóticos cuando, según la administración concursal, no tenía ya actividad. El 26 de abril de 2011 aseguró en un hecho relevante que estaba negociando diversos contratos de obra, entre otros la construcción de 5.000 viviendas sociales en Colombia (meses después diría que eran 20.000 casas), "más de 30.000 viviendas sociales en Irak, así como la construcción de un hospital", y 2.800 viviendas en Marruecos. El 4 de noviembre de ese mismo año también informó a la CNMV que negociaba contratos para la "construcción de hospitales, escuelas, vivienda social y otros equipamientos" en el Kurdistán Iraquí, y otro para la construcción de "un estadio olímpico en Mosul (Irak)". Fergo Aisa precisó en su comunicado que este proyecto "ya licitado, ha sido adjudicado inicialmente a nuestro grupo, si bien oficialmente no se ha recibido la correspondiente notificación".

Fergo Aisa no volvió a hacer referencia a esos proyectos en sus comunicados al regulador del mercado español. Desde entonces, y hasta este año, la mayoría de los hechos relevantes publicados por la empresa se refieren a su situación concursal.

Entre los querellados se encuentra el hijo del presidente de la Bolsa de Barcelona y de la presidenta de GVC Gaesco

"Aquí no nos hallamos ante centenares de accionistas que han sufrido una pérdida de su inversión a causa de la crisis mundial y la caída de los mercados", señala la querella presentada por Felipe Izquierdo, "sino que nos encontramos ante una estafa monumental orquestada por el Presidente de la Sociedad Don. Carlos Fernández Gómez y el resto de querellados, como así lo pone de manifiesto el informe de la administración concursal". La demanda sostiene que los hechos relatados son indiciariamente constitutivos de un posible delito de estafa, de otro de estafa a inversores, y de un posible delito de falsedad en las cuentas anuales, balances, y otros documentos".

Gastos en Navidad de 0,4 millones y otras operaciones sospechosas

La administración concursal de Fergo Aisa advierte en su informe que la contabilidad del grupo "adolece de irregularidades" y que las cuentas de la empresa de 2011 y 2012 no han sido auditadas. Además subraya que en la contabilidad de la compañía "existen una serie de pagos y movimientos que no han sido justificados y resultan de difícil explicación en una empresa que, como nos consta fehacientemente, se encontraba sin desarrollar la actividad que le era propia desde principios de 2010".

Los administradores designados por el juez en el concurso de Fergo Aisa detallan apuntos contables en la empresa impropios de una sociedad que se encontraba en la antesala del concurso de acreedores. Como por ejemplo gastos "nada coherentes" de 419.067 euros incurridos en Navidad, servicios de coaching, publicidad o suscripción de periódicos.

"Nos llama la atención", dicen los administradores judiciales, "que periódicamente en 2011 se realiza una provisión para un club de hockey sobre patines, mediante la cual se disminuye el crédito con las empresas Gordoncillo (de la que es apoderado Carlos Fernández) y Safeco". También advierten que Fergo Aisa sufrió una pérdida patrimonial valorada en 6,6 millones por la venta de capital social de tres mercantiles.

La administración concursal de Fergo Aisa detalla otras operaciones sospechosas de venta de participadas y ampliaciones de capital. Por ejemplo la venta de la sociedad Interlaken 2003, que mostraba un saldo de 273,7 millones de euros con un deterioro de 206,5 millones, por lo que su valor contable era de 67,2 millones. Esta sociedad fue vendida por el precio de un euro el 19 de febrero de 2013, ocasionando por tanto una pérdida patrimonial de 67,2 millones. Sin embargo la administración concursal señala que en realidad el valor razonable que pudiera tener la empresa vendida sería de 6.722 euros.

Consejo de administraciónLa administración concursal de Fergo Aisa ha solicitado la inhabilitación de los miembros del consejo de administración de entre dos y quince años y el pago de parte de la deuda concursal de la compañía, de 133 millones.

Entre los querellados figura el consejero de Fergo Aisa Joan Hortalà i Vallvé, socio del despacho Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, e hijo del presidente de la Bolsa de Barcelona, Joan Hortalà, y de Maria Àngels Vallvé, presidenta de la sociedad de inversión GVC Gaesco.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba