Empresas

La valoración negativa de CEISS da otra coartada a Medel para no cerrar la fusión

La entidad castellanoleonesa presenta un déficit de fondos propios de 288 millones, mientras que el valor de Banco Gallego se sitúa en un salgo negativo de 150 millones. BMN, Liberbank y Caja 3 tienen una valoración positiva.

El FROB ha confirmado la delicada situación de CEISS, la ficha bancaria de Caja España-Duero. El examen de tres expertos independientes ha determinado un déficit de fondos propios por valor de 288 millones, lo que le aboca a la nacionalización total. Un proceso que sólo puede evitarse si Unicaja cierra antes de la próxima semana, cuando previsiblemente la entidad castellana reciba los fondos europeos del MEDE, el largo proceso de fusión que están protagonizando ambas entidades. De no ser así, CEISS será puesta en el mercado con una venta express, como informó esta semana Vozpópuli.

Esta valoración negativa confiere a Braulio Medel, presidente de la caja malagueña, la última coartada para cerrar un proceso que se alarga ya más de 12 meses. Pese a que los contactos entre el Banco de España y el financiero sevillano se han sucedido a lo largo de los últimos días, todavía no existe acuerdo. De hecho, la decisión del FROB de sondear el interés de otras entidades de cara a una subasta express evidencia, como reconocen en el sector, que "es complicado que se cierre la fusión Unicaja-CEISS".

Banco Gallego, por el que pujan Sabadell, Caixabank, BES y Kutxabank, también presenta una valoración negativa por valor de 150 millones. Este déficit de fondos propios condicionará, sin duda, las ofertas que pueda recibir el FROB por la entidad gallega inmersa en una ampliación de capital por valor de 170 millones y en el anuncio de sus socios minoritarios de acciones legales contra el FROB.

El resto de entidades del Grupo 2 -BMN, Liberbank y Caja 3- presentan saldos positivos en sus fondos propios, lo que evitará su nacionalización. Caja 3, que contempla la integración con Ibercaja como parte del plan de recapitalización aprobado por Bruselas, tiene un valor de 370 millones. Por su parte, BMN, la entidad presidida por Carlos Egea, cuenta con un saldo positivo de sus fondos propios por valor de 569 millones. De esta manera, BMN evita la nacionalización total (el FROB tomará alrededor del 65% del accionariado) y Carlos Egea, con el renovado equipo directivo, podrá seguir asumiendo la gestión de la entidad de forma independiente. Su plan de recapitalización pasa por la salida a Bolsa en el plazo de 5 años.

Liberbank completará su salto al parqué en este primer semestre. La entidad liderada por Cajastur presenta una valoración positiva de 1.113 millones, dato determinante para fijar el precio de sus futuras acciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba