Empresas

Béjar (FCC): “Aún no podemos pagar dividendo, necesitaríamos un permiso de los bancos”

El grupo de construcción y servicios proseguirá sin poder retribuir a sus accionistas pese a la reducción de su deuda. La compañía llevó a cabo provisiones por 800 millones en 2014 y prevé incrementar su resultado bruto de explotación un 5% en 2015.

Juan Béjar, consejero delegado de FCC
Juan Béjar, consejero delegado de FCC

El dividendo se hará esperar en FCC. El consejero delegado y vicepresidente segundo de la compañía, Juan Béjar, explicó a los analistas que todavía no se cumplen las condiciones que permitirían recuperar la remuneración al accionista, que se suspendió a finales de 2012, una decisión forzada por los fuertes saneamientos que tuvo que hacer el grupo y que fue el desencadenante del cambio en la estructura accionarial que se  produjo el año pasado, con la dilución de la histórica participación de Esther Koplowitz y el aterrizaje del multimillonario mexicano Carlos Slim como primer accionista.

A preguntas de los analistas, Béjar explicó que la amortización del préstamo sindicado realizada gracias a la ampliación de capital de 1.000 millones de euros cerrada en 2014 (que permitió recapitalizar la compañía y a través de la que se articuló la llegada de Slim) no fue suficiente para cumplir el objetivo que permitiría volver al pago de los dividendos.

Además, la ratio entre la deuda del grupo y su resultado bruto de explotación (Ebitda) se mantiene por encima de cuatro veces, con lo que se incumple otra de las condiciones para poder recuperar la remuneración al accionista.

“En estos aspectos tenemos que seguir trabajando. No podemos pagar dividendos a no ser que contemos con un ‘waiver’ de la banca”, apuntó. La supresión del dividendo provocó tensiones de liquidez en las finanzas personales de Esther Koplowitz, que derivaron en un largo proceso de refinanciación de su deuda personal. La resolución pasó por la venta de sus derechos en la ampliación de capital para poder cumplir con sus acreedores y la correspondiente dilución de su participación, del 50% al 22,4% que actualmente posee.

Fuertes provisiones en Reino Unido

Béjar atribuyó las pérdidas de 742 millones con las que FCC cerró el año 2014 al efecto de los saneamientos que la compañía prosigue realizando para limpiar su balance. De los 800 millones de euros que el grupo ha provisionado, más del 80% corresponde a su filial de medioambiente en Reino Unido, consistente básicamente en la empresa anteriormente denominada WRG, adquirida en 2006.

“Cuando compramos la compañía, tenía en cartera 140 vertederos. Ahora quedan apenas 40, el resto se han ido cerrando conforme a la legislación británica y la mayoría de los que quedan correrán la misma suerte”. De ahí que la compañía haya decidido poner a cero todo este negocio. “Hemos ido sustituyendo los vertederos por negocios alternativos. La situación actual no quiere decir que la filial no esté generando valor para la compañía”.

El consejero delegado de FCC dio prácticamente por concluido el proceso de saneamiento de la compañía al asegurar que “sólo resta hacer provisiones por los contratos de obras en el exterior que han sido poco o nada rentables”, que valoró entre 100 y 200 millones de euros. “Son contratos que responden a estrategias pasadas, la actual se basa en pocos contratos pero muy rentables”.

Por otro lado, el consejero delegado de la compañía explicó la revocación de la venta de Realia. “Teniendo en cuenta la recuperación del mercado inmobiliario en España no era razonable deshacerse de Realia al precio propuesto en la OPA” (lanzada por la socimi Hispania a 0,49 euros por acción). “No es el momento para vender”, concluyó.

Además, Béjar adelantó que el Ebitda del grupo crecerá en torno al 5% en 2015.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba