Empresas

¿Un Madrid sin recogida de basuras? FCC rechaza la petición del Ayuntamiento de prorrogar el contrato

El próximo martes vence el contrato vigente y ante la posibilidad de que el nuevo aún no esté firmado el Consistorio pidió a FCC como actual adjudicatario una prórroga que ha sido rechazada. El 1 de octubre podría no haber operador de recogida de basuras.

La polémica rodea el proceso de licitación del nuevo contrato de recogida de basuras en Madrid. El Ayuntamiento de la capital ha solicitado en las últimas horas a FCC, que aún es el adjudicatario vigente, una prórroga en el contrato debido al hecho de que será complicado que para el próximo martes, fecha de vencimiento de éste, esté listo el nuevo contrato, que muy probablemente irá a parar a la UTE formada por Urbaser (ACS) y Cespa (Ferrovial), aunque aún ni siquiera está adjudicado. La respuesta de la compañía ha sido negativa.

Esta situación abre la puerta a que el próximo 1 de octubre el Ayuntamiento de Madrid no tenga contratado el servicio de recogida de basuras de la zona de la periferia con ningún operador, una situación que el Consistorio debería resolver a golpe de decreto para forzar a FCC a prestar el servicio hasta la llegada del nuevo contratista.

El grupo presidido por Esther Alcocer Koplowitz se ocupa de la recogida de basuras en Madrid desde hace doce años. El contrato que se adjudicó en su día vencía en diciembre de 2012 pero contemplaba la posibilidad de prorrogarlo por dos años adicionales. Eso sí, esta potencial prolongación debería ser pactada de común acuerdo entre ambas partes.

De hecho, según ha podido saber Vozpópuli de fuentes conocedoras de la situación, el contrato ha contado con varias prórrogas desde diciembre de 2012. La última de ellas situó el vencimiento el 30 de septiembre de 2014. El Ayuntamiento de Madrid licitó el contrato de recogida de basuras de la periferia por 13 meses para, una vez transcurrido este periodo, proceder a la licitación del contrato integral (zona centro más periferia).

Apurados de tiempo

Sin embargo, el proceso se ha dilatado hasta el punto de que a menos de una semana del vencimiento del contrato vigente aún no ha sido adjudicado el nuevo.

A la vista de estas circunstancias, el Consistorio ha formalizado una propuesta de prórroga a FCC para poder prolongar durante un mes más el contrato. El Ayuntamiento ha obtenido una respuesta negativa de la compañía, según fuentes del sector. FCC optó por no confirmar ni desmentir esta información. 

El pasado martes se conoció que la UTE Urbaser-Cespa había presentado una oferta con una baja efectiva superior al 16% para hacerse con el nuevo contrato de recogida de basuras de la periferia, por el que también pujaban la propia FCC y Valoriza (Sacyr). La noticia puso en pie de guerra a los sindicatos, que se temen que los precios tan ajustados terminen por repercutir en los trabajadores que prestan el servicio.

Una situación que haría insostenible cualquier tipo de negociación que intentara entablarse con un operador provisional, que sería el papel de FCC en el caso de haber aceptado la prórroga propuesta por el Ayuntamiento.

Movilizaciones

No obstante, el contrato aún no ha sido formalizado y, además, el adjudicatario precisa de algún tiempo para tener listo el operativo con el fin de empezar a prestar el servicio. La premura de tiempo está obligando al Ayuntamiento de Madrid a buscar soluciones para que los distritos incluidos en el contrato de la periferia no se vean afectados por la rocambolesca situación de que ninguna compañía preste el servicio de recogida de basura.

Por el momento, el primer intento no ha dado resultados positivos. Como último recurso siempre queda solventar la situación a golpe de decreto. Mientras, los sindicatos se preparan para unas movilizaciones que se esperan para el momento en que el nuevo contrato entre en vigor


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba