Empresas

La brasileña Odebrecht conspira para dejar a ACS y FCC sin el metro de Lima (4.200 millones de euros)

El consorcio liderado por ACS y FCC presentó la única oferta para la construcción de la línea 2 del metro de Lima pero el contrato aún no está en su mano. Su más firma competidor en el proceso, la brasileña Odebrecht, está maniobrando para intentar que el proceso sea declarado nulo y se vuelva a licitar. El próximo viernes, las autoridades peruanas anunciarán si aceptan la oferta presentada por un contrato valorado en unos 4.200 millones de euros. 

La primera línea del metro de Lima ya está en funcionamiento
La primera línea del metro de Lima ya está en funcionamiento

El contrato para la construcción de la línea 2 del metro de Lima está aún en el aire, pese a que tan sólo se presentó una oferta por él, la del consorcio liderado por los grupos españoles ACS y FCC y completado por las italianas Impregilo y Ansaldo. La sorprendente decisión de la brasileña Odebrecht de no ofrecer sus propuestas técnica y económica, cuando era la favorita, se corresponde con una estrategia conducente a que la licitación, cuyas condiciones no terminaban de convencerle, sea declarada nula.

En estos días, las autoridades peruanas analizan la oferta presentada por el consorcio de ACS y FCC para determinar si se ajusta a las condiciones del proceso. De no ser así, el proceso tendría que repetirse al tratarse de la única oferta que se presentó.

De acuerdo con informaciones publicadas por la prensa peruana, Odebrecht remitió una carta a las autoridades locales en la que anticipaba su intención de no presentar una oferta para la construcción de la línea 2 del metro de Lima, un contrato valorado en unos 4.200 millones de euros.

El diario El Comercio, editado en Lima, publica que Odebrecht argumentó su decisión en el hecho de que las sugerencias que había realizado para realizar modificaciones en el pliego de la licitación no habían sido tenidas en cuenta.

Conexión política

Según ha podido saber Vozpópuli, uno los principales aspectos que quería cambiar la compañía brasileña era el plazo dado para la entrega de la obra, que consideraba demasiado corto. Según fuentes conocedoras del proceso, la compañía brasileña convenció al tercer consorcio, liderado por la italiana Astaldi, para que tampoco presentara oferta alguna, como así sucedió finalmente.

Al parecer, las opciones de Odebrecht pasan por retrasar la licitación con el fin de lograr que sus sugerencias sean admitidas y pasen a formar parte del pliego de condiciones. Si se repite el proceso, la nueva licitación tendría lugar después de las elecciones municipales en Perú, que se celebrarán en el mes de octubre, comicios en los que se la juega el partido del presidente peruano, Ollanta Humala.

Fuentes conocedoras de la situación señalan que Odebrecht, que representa un destacado papel en el desarrollo de las infraestructuras en Latinoamérica, vio frenado su imparable avance en Perú desde la llegada de Humala al poder.

La compañía se vería beneficiada por un Gobierno peruano bajo presión. Así pues, a pesar de presentar la única oferta por la línea 2 del metro de Lima, el consorcio de mayoría española aun no puede contar con el contrato, uno de los más voluminosos de la región en los últimos tiempos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba