Empresas

Las grandes constructoras captaron cerca de 3.000 millones en los mercados durante el pasado año

La ampliación de capital de FCC, que dio entrada en su capital a Carlos Slim, y la emisión de convertibles en acciones de Iberdrola a cargo de ACS fueron las operaciones más destacadas del sector para captar financiación en los mercados. 

Los mercados vuelven a estar disponibles para las grandes constructoras
Los mercados vuelven a estar disponibles para las grandes constructoras

Los mercados volvieron a dar una respuesta convincente a la construcción durante 2014, cuando las grandes empresas del sector captaron más de 3.000 millones de euros de financiación a través de diversas emisiones y ampliaciones de capital. La etapa negra en la que el mercado estuvo prácticamente vetado para las constructoras parece definitivamente superada.

Sin duda, la operación más destacada del año ha sido la última en producirse, la ampliación de capital llevada a cabo por FCC por valor de 1.000 millones de euros que ha permitido la entrada en la compañía como primer accionista de Carlos Slim, poseedor de la segunda fortuna del mundo.

La ampliación propició un importante refuerzo en los fondos propios de FCC, deteriorados como consecuencia del notable saneamiento llevado a cabo por la compañía, lo que se reflejó en pérdidas milmillonarias tanto en 2012 como en 2013. De no haber sido por esta operación, la compañía hubiera cerrado el ejercicio 2014 con una cifra de fondos propios negativos cercana a los 700 millones de euros.

La mitad de la ampliación fue cubierta por Slim merced al acuerdo que alcanzó con Esther Koplowitz, hasta entonces principal accionista de la empresa, que vendió al magnate mexicano sus derechos en la operación para poder hacer frente a sus compromisos financieros personales y evitar así ser ejecutada por sus acreedores, Bankia y BBVA.

ACS, cara y cruz

Durante el pasado ejercicio, ACS también logró financiación de los mercados, a través de una peculiar emisión de bonos convertibles en acciones de Iberdrola que aún estaban en poder del grupo de construcción y servicios. En realidad, en 2014 se llevó a cabo la segunda emisión de este programa, por un valor aproximado de 715 millones de euros. La compañía se ha visto obligada a la amortización anticipada de esta emisión en su intento por reducir deuda.

No obstante, el grupo que preside Florentino Pérez tenía planeado emitir bonos a lo largo de 2014 para reducir el peso de los bancos en su esquema de financiación y también contemplaba la opción de sacar a Bolsa sus activos de energías renovables, aunque en este caso con el objetivo de reducir deuda. La compañía no alcanzó el pasado año ninguno de los dos objetivos.

Sacyr también ha acudido al mercado para buscar financiación extra a través de una emisión de deuda y una ampliación de capital valoradas en algo más de 400 millones de euros. Una cantidad que la compañía que preside Manuel Manrique destinó a financiar proyectos industriales y proyectos de concesiones.

Acciona y OHL también han podido aprovechar las condiciones del mercado para emitir bonos. En el caso de la primera, se estrenó en el mercado irlandés con dos pequeñas emisiones que totalizaron 120 millones de euros. Mientras, OHL captó 400 millones de euros a través de emisiones de renta fija. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba