Empresas

Jaime Bergel se enfrenta al ex-Telefónica García-Durán y pide su cabeza en Vértice

Vértice 360 Grados, la filial de contenidos audiovisuales de Ezentis, se encuentra en medio de una batalla entre el presidente de ambas compañías, el ex de Telefónia Manuel García-Durán, y Jaime Bergel, ex número uno de Merrill Lynch en España y actual asesor del fondo norteamericano H.I.G. La inversión del fondo en una filial de Vértice que está siendo arrinconada por García-Durán es la clave de un enfrentamiento en el que Bergel ha pedido su cabeza y que está dando como resultado el desplome de la cotización de Vértice en bolsa.

Manuel García-Durán, presidente de Ezentis y de Vértice 360 Grados
Manuel García-Durán, presidente de Ezentis y de Vértice 360 Grados Europa Press

El sector de la tecnología y los contenidos audiovisuales es el escenario de una batalla sin cuartel entre Manuel García-Durán, presidente de Ezentis y su filial Vértice 360 Grados, y Jaime Bergel, asesor para el fondo norteamericano H.I.G. El motivo, el acuerdo alcanzado a finales del pasado año para que la entidad estadounidense inyectara dinero en Vértice a través de la adquisición de una participación en su filial de contenidos, una operación que no deja precisamente en buen lugar a Bergel.

H.I.G. acordó invertir hasta 20 millones de euros para comprar el 49,9% de Vértice 360 Servicios Audiovisuales, que hasta ese momento estaba participada en su totalidad por Vértice 360 Grados. La operación se vendió como una opción de futuro en tanto en cuanto se trataba de una de las filiales con mayor potencial de la compañía que preside García-Durán. Sin embargo, los planes no van en esa dirección.

La estrategia de Manuel García-Durán, hombre fuerte en la Telefónica que lideró Juan Villalonga, pasa por una restructuración tanto en Ezentis como en Vértice 360 Grados que consiste en potenciar los negocios considerados como rentables o potencialmente rentables y aparcar aquéllos que supongan un elevado coste para las compañías.

Entre estos últimos se encuentra Vértice Servicios Audiovisuales, algo que pone en cuestión la conveniencia y la cuantía de la inversión de H.I.G.

Compromiso condicionado

Esta circunstancia ha llevado a moverse a Jaime Bergel, que deberá dar más de una explicación a la entidad para la que trabaja. Por ejemplo, por qué se comprometió a pagar 20 millones por el 49,9% de la filial de una compañía que, en su totalidad, ahora está valorada en 17 millones de euros en bolsa.

La primera maniobra ha sido promover la salida de García-Durán como presidente de Vértice 360 Grados. De este modo, H.I.G. ha manifestado que está dispuesto a completar su inversión en la filial de Vértice pero sólo a cambio de que su actual presidente abandone el cargo.

El bloqueo de la operación supondría un quebranto para los planes de Vértice 360 Grados pero, al mismo tiempo, también un cierto descrédito para Bergel como asesor del fondo norteamericano, que cuenta con más de 8.500 millones de euros bajo gestión.

Incertidumbre y desplome en bolsa

Estos movimientos están causando una gran incertidumbre en torno a la compañía y entre los inversores, como prueba el hecho de que en las últimas tres semanas su cotización ha sufrido una fuerte caída de en torno al 25%, que contrasta con el comportamiento del Ibex-35 en este mismo periodo, que ha registrado descensos inferiores al 3%.

García-Durán, que además de presidente es el principal accionista de Ezentis, con una participación superior al 10%, está llevando a cabo un plan de  reestructuración en la compañía y ha anunciado la firma de una serie de contratos, especialmente en Latinoamérica, con los que pretende dar un impulso a un grupo que ha tenido que afrontar incluso procesos concursales en algunas de sus filiales. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba