Empresas

Esther Koplowitz apura el plazo para refinanciar su deuda personal y evitar la ejecución por BBVA y Bankia

Este jueves se cumple la fecha límite otorgada por los bancos acreedores para pactar la refinanciación de la deuda de la empresaria, superior a los 1.000 millones. A falta de un acuerdo definitivo, podría acordarse la novación del préstamo para proseguir negociando en septiembre.

Esther Koplowitz, principal accionista de FCC
Esther Koplowitz, principal accionista de FCC

El proceso de refinanciación de la deuda personal de Esther Koplowitz, principal accionista de FCC, llega a la fecha límite marcada por los bancos acreedores, BBVA y Bankia, sin acuerdo definitivo. Este jueves vence el plazo dado por la banca a la empresaria para acordar la extensión de los créditos, valorados en más de 1.000 millones de euros, y que cuentan como garantía con las acciones que Koplowitz posee en FCC, un 50% del capital. Esta es precisamente la prenda que las entidades financieras podrían ejecutar en el caso de no llegar a un acuerdo final.

No obstante, pese a que será complicado alcanzar un pacto de refinanciación en las escasas horas que restan para que finalice el plazo, sí es posible que ambas partes acuerden una novación de los préstamos, por espacio de unos meses, para darse algo más de tiempo y así poder concretar los avances que se han ido alcanzando en las negociaciones que se han llevado a cabo durante los últimos meses.

En este capítulo aparece la figura del multimillonario norteamericano George Soros, que está participando en las negociaciones y ha realizado ya dos ofertas a los bancos con la intención de adquirir la deuda de Koplowitz y convertirse en el nuevo acreedor de la empresaria. Ambas ofertas, que incluían considerables quitas, han sido rechazadas por BBVA y Bankia, aunque las negociaciones siguen abiertas.   

La situación es delicada para Koplowitz pero fuentes conocedoras de la situación aseguran que se han producido avances significativos que hacen probable que este jueves pueda acordarse, al menos, una novación de los créditos, lo que evitaría, por el momento, la ejecución de la garantía.

En las últimas horas se han sucedido las negociaciones entre las partes con el fin de alcanzar un acuerdo antes de que venza el plazo. 

Un proceso enquistado

Pese a llegar a un principio de acuerdo a finales del año pasado, Koplowitz y sus acreedores no terminan de entenderse y, mientras, las obligaciones de pago de intereses siguen alcanzando plazos y teniendo que ser satisfechas por la empresaria, cuya principal fuente de ingresos en los años anteriores, esto es, el dividendo de FCC, lleva dos años suspendido y probablemente tardará otros dos en volver.

Desde hace más de un año, Esther Koplowitz está buscando socios para B 1998, el vehículo a través del que controla su participación en FCC, que actualmente asciende al 50,01%. Las necesidades de liquidez de la empresaria parten de la supresión del dividendo que el grupo de construcción y servicios repartía habitualmente entre sus accionistas y que Koplowitz destinaba a atender los compromisos relacionados con su deuda personal.

Sin embargo, las cuantiosas pérdidas en que ha incurrido la compañía en los dos últimos ejercicios, consecuencia del saneamiento que está llevando a cabo, ha hecho no sólo que Koplowitz se quede sin los cerca de 80 millones de euros anuales que ingresaba por el concepto de remuneración al accionista sino que además no pueda contar con ellos al menos hasta 2016, según los cálculos que se manejan internamente en FCC.

Cabe tener en cuenta que no es la primera vez que la empresaria recurre a Soros para allanar cuestiones personales. A finales del pasado año, Koplowitz se vio obligada a vender un 3,8% del capital de FCC para obtener ingresos extra con los que atender los pagos del servicio de la deuda a sus acreedoresSoros adquirió gran parte de ese paquete, por lo que se convirtió en accionista minoritario de la compañía.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba