Empresas

El nuevo Eroski recibe al mes más de 400 peticiones para abrir franquicias

Una vez acordada su reestructuración financiera por 2.605 millones de euros y cerrada la venta de sus tiendas propias en varias autonomías a DIA, los centros vascos contraatacan bajo el modelo de franquicia y abrirán 100 establecimientos este año.

Un Eroski en Getxo (Vizcaya)
Un Eroski en Getxo (Vizcaya) FLICKR / Mr. Theklan

El nuevo Eroski, inmerso todavía en el proceso de desinversión de activos que la banca le impuso para poder refinanciar su deuda de 2.605 millones de euros, no quiere perder comba en el hipercompetitivo mercado de la distribución español y está centrando la mayor parte de su anhelo expansionista en la franquicia. La cooperativa vasca está recibiendo más de 400 peticiones mensuales para abrir nuevas tiendas en régimen de franquicia, tal y como han asegurado a Vozpópuli desde la propia empresa. El objetivo que se han marcado es abrir 100 nuevas tiendas este año en toda la geografía española, por lo que el proceso de filtrado deberá ser importante. Mientras tanto, apenas habrá aperturas propias, con lo que este Eroski 'post-crisis' reparte el riesgo con los emprendedores que quieran cobijarse bajo su marca.

Eroski no quiere desaparecer en las zonas de España donde ha vendido casi 160 tiendas propias a DIA, sobre todo Andalucía y Madrid

Competencia acaba de autorizar la venta de 157 tiendas propias de Eroski y Caprabo en Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura. DIA ya es propietario de estas tiendas y sus empleados, cuyos contratos se subrogarán. Eroski aún tiene que vender activos por otros 150 millones, y para ellos supondrá una vuelta a empezar en algunas de las zonas más pobladas del país, donde no quieren desaparecer y, como ya anunciaron en su momento, crecerán ahora mediante franquicia. "Cerraremos el año con 25 tiendas nuevas en Andalucía y unas 15 en Madrid. En realidad nos queremos implantar de momento en todo el territorio nacional excepto Canarias", ha asegurado a este diario el responsable de Franquicias de Eroski, Enrique Martínez.

Dos tipos de perfiles

Esta avalancha de peticiones de franquicia para los supermercados e hipermercados la provocan empresarios con básicamente dos perfiles, tal y como cuenta Martínez: "Uno es una persona que busca el autoempleo suyo y de la familia, con la capitalización del paro o recursos propios y aprovechan para abrir un negocio e incorporar a varios de sus familiares en ellos. El otro perfil es inversor, gente que quiere diversificar, ya tiene negocios en estos sectores". Uno de los perfiles necesita un seguimiento mayor que el otro, aunque Eroski se declara con experiencia en los dos perfiles y recuerdan que ya abrieron su primera franquicia en los años 70, por lo que la asistencia al empresario que marche con ellos está asegurada. El principal problema es gestionar la financiación con las entidades bancarias, algo que hace un año era misión complicada y que ahora, coincidiendo con la expansión cuantitativa del Banco Central Europeo, se está facilitando.

Una franquicia se puede amortizar de media en 4 años

La inversión mínima son 120.000 euros y la media está en 220.000, aunque todo depende del tamaño del local, localización y otras variables. Con todas las cautelas, Martínez asegura que en unos 4 años se puede recuperar la inversión inicial, "teniendo en cuenta que durante todo el tiempo hasta ese momento se van a ir teniendo ingresos recurrentes". Es, por tanto, una opción más para aquellos que reúnan las condiciones precisas. 

Hipercompetitividad y deflación

Mercadona ha ganado mucha cuota de mercado y fidelidad de los consumidores en estos años de crisis. Sin embargo, los vascos saben que hay espacio para todos y han lanzado su propio programa de fidelización, haciendo descuentos contra recursos propios. El 75% de las compras de sus clientes tienen descuento al usar la tarjeta de fidelización, que ha superado sus previsiones. Ahora es el momento de ser muy competitivo en precios. Mercadona va a instalarse en los próximos dos años en su mercado natural vasco y otro supermercados como Lidl están sacrificando beneficios para ganarse el favor de los clientes. La rentabilidad sufre en un negocio castigado por la deflación y cada vez hay que vender más para ganar lo mismo.

La logística, por su parte, es clave para ganar dinero. En Eroski están orgullosos de su plataforma logística de Elorrio (Vizcaya), inaugurada en noviembre de 2014 con 40 millones de inversión. Da servicio a 26 hipermercados y 325 supermercados de la zona norte. Aunque el modelo con el que Eroski se ha hecho grande, el híper, parece de capa caída por el cambio de hábitos de los consumidores (familias cada vez más pequeñas, caída de la renta media, búsqueda de la proximidad y falta de tiempo), aún no está todo escrito para esta cooperativa de distribuición que ha logrado una expansión ejemplar en los últimos 20 años. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba