Empresas

Eroski tiene 600 millones en activos para desinvertir y no descarta cerrar algún hipermercado más

La cooperativa de consumo vasca tiene 28 hipermercados en zonas menos estratégicas (la que no corresponden a las áreas donde lideran cuota, como País Vasco, Navarra, Galicia, Cataluña o Baleares) y no tiene previsto el cierre de ninguno, pero tampoco descartado.

Agustín Markaide (d.) junto al lehendakari Íñigo Urkullu en la planta de Eroski en Elorrio
Agustín Markaide (d.) junto al lehendakari Íñigo Urkullu en la planta de Eroski en Elorrio FLICKR / Jose A. Del Moral

Eroski ha culminado su plan de venta de activos exigido por la banca con la colocación de 36 hipermercados a Carrefour, pero aunque ya ha terminado el núcleo del ajuste, aún podría ejercer algún cierre localizado (al igual que apertura o remodelación) que entrara dentro del plan ordinario que tiene la compañía. La cooperativa vasca confía en el valor de su patrimonio inmobiliario, que han valorado en aproximadamente 600 millones de euros, para seguir con el proceso de desinversión de un modo tranquilo, ya que "ahora mismo el mercado no está normalizado y no hay prisa".

A preguntas de este periódico, el presidente de la cooperativa vasca Agustín Markaide no ha descartado directamente la posibilidad de algún cierre en las zonas donde quedaran hipermercados más deficitarios: "No hay decisiones nuevas. Las que hemos comunicado son las que se harán. En el pasado hemos hecho cierres, no muchos porque hemos priorizado operaciones de venta donde se mantuviera el empleo y alguien se quedara con la tienda. Pero hemos cerrado algunos híper". Desde la empresa se insiste en que los cierres planificados son los comunicados cuando se cerró la venta de activos a Carrefour, singularmente el hipermercado de Xátiva (Valencia), que se realizará en los próximos meses.

La prensa local ha informado de rumores de cierre en alguna ciudad, como en Logroño o en Cáceres

En los últimos años se viene rumoreando con la clausura de alguno de los hipermercados, con más intensidad en aquellos que no han sido traspasados a Carrefour, como es el caso del centro de Cáceres, donde la plantilla comenta esta posibilidad tal y como ha informado la prensa local. Otro caso en el que se ha publicado que se comunicó a los empleados el cierre de un centro Eroski sería el de Logroño: Diario de Navarraasegura que a los empleados de este centro se les ha comunicado el cierre del establecimiento aunque ello hubiera ocurrido posiblemente de haber entrado en la operación de venta a Carrefour.

Eroski cuenta con 28 hipermercados que también ha intentado vender sin encontrar comprador. Según El Economista, estos híper que no han podido venderse han sido nueve en Andalucía; seis en Comunidad Valenciana; cuatro en Castilla-La Mancha y otros cuatro en Castilla y León; dos en Murcia; uno en Extremadura (el de Cáceres), otro en Canarias y otro más en La Rioja.

La cooperativa cree que todas las opciones son posibles, también la de nuevas aperturas donde priorizaría el sistema de franquicia. Tal y como informó este diario, Eroski recibe un número importante de ofertas para abrir franquicias, pero está seleccionando las peticiones con el objetivo de abrir unas 100 tiendas nuevas (de formato supermercado) por año.

Proceso de ajuste culminado

La compañía se ha enfrentado al proceso de desinversión más importante de su historia para tratar de paliar el endeudamiento de 3.800 millones de euros de deuda en el que había incurrido. Ha sido un proceso duro que ha contado con hitos como la venta de un gran centro comercial en Ondara (Alicante), por 42 millones, la venta de 160 tiendas a DIA en Madrid y el sur de España que luego Competencia rebajó y, finalmente, la colocación de 36 hipermercados por 205 millones de euros a Carrefour, unos establecimientos que Eroski irá cediendo a Carrefour por partes y que no terminará de traspasar hasta finales de año, también con la aprobación de Competencia pendiente. Vozpópuliadelantó esta operación en diciembre.

Una vez realizado este ajuste, Eroski cuenta con un plan para reforzar su presencia en aquellas zonas prioritarias donde tiene una importante cuota de mercado (como País Vasco, con un 15%) mientras que crecerá en formato franquicia en los espacios en los que ha retrocedido en el último año con la venta de activos.

Una vida nueva

Eroski está dispuesto a olvidar estos "años oscuros" que han hecho peligrar incluso la existencia de la cooperativa del Grupo Mondragón. Por ello calculan que el curso pasado será el último que la compañía cierre con pérdidas, lastrada por partidas extraordinarias, y que en 2016 el resultado operativo puede ser positivo una vez cumplimentadas las obligaciones financieras.

Eorski ha perdido más de un tercio de su superficie comercial pero en los muchos sitios donde sigue siendo líder piensa dar la batalla

La empresa ha perdido más de un tercio de su superficie comercial pero en los muchos sitios donde sigue siendo líder piensa dar la batalla. Una de sus principales estrategias es hacerse fuerte en la alimentación sana, una tendencia que creen que ha llegado para quedarse dadas las preocupantes tasas de obesidad infantil, entre otras cosas. Por ello ha estrenado el 'semáforo' para los alimentos donde, mediante los colores verde, ámbar y rojo típicos de los semáforos se pretende mostrar al consumidor con más nitidez los productos que contienen más componentes que engordan o no tan buenos para la salud. Ello le está causando "algún problema con la industria, porque nadie quiere tener un semáforo rojo, pero con ello nosotros no queremos decir que esos productos no se compren o consuman, sino que el consumidor esté avisado sobre el contenido que tienen", ha asegurado Markaide. 

Por otra parte, Eroski está llevando a cabo la remodelación de aquellas tiendas con más antigüedad a su nuevo modelo 'Contigo', con las últimas adaptaciones a los gustos del consumidor de 2016 y donde se juega además de con la luz, con sonido o con olores. Las ventas de estos establecimientos renovados están creciendo a buen ritmo y el directivo vasco espera que ello vuelva a poner a la empresa en la senda del beneficio ya en 2016. Este año 2015, del que aún se están leyendo las cuentas antes de mostrárselas a la CNMV, aún verá pérdidas debido a los coletazos del proceso de reestructuración vivido. 2016, por su parte, será un año en el que puede haber beneficios aunque las ventas seguirán cayendo dado que hay que tener en cuenta el efecto de los hipermercados vendidos a Carrefour, que se traspasarán a la marca francesa durante todo el año y dependiendo de lo que dicte Competencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba