Empresas

Casi la mitad de la energía que España consumió en 2013 fue de origen renovable

La realidad es terca y pese a los innumerables recortes aplicados por el Gobierno, la energía renovable es ya imprescindible para el sistema y pesa un 43% en el mix. Sin embargo, el carbón se hunde por la progresiva retirada de las ayudas.

Tendido eléctrico entre molinos eólicos.
Tendido eléctrico entre molinos eólicos. EFE

Las renovables serán caras o baratas, según quién lo diga, pero lo que no admite discusión es que son imprescindibles. Si el Gobierno decidiera hoy mismo desenchufar del sistema toda la producción eléctrica generada con tecnologías renovables, la mayor parte de España se quedaría a ciegas.

El 43% de toda la electricidad que se produjo en 2013 provino de las plantas eólicas, las centrales hidroeléctricas, las instalaciones fotovoltaicas, las termosolares…

Así lo recoge el estudio 'Eficiencia Energética y Emisión de Gases Efecto Invernadero', que anualmente elabora el Observatorio de Energía de la Fundación Repsol. El pasado ejercicio estuvo marcado por una alta hidraulicidad y por meteorología muy propicia para la generación eólica.

La primera de estas fuentes renovables se disparó un 79% y la segunda, un 14,7%. También la energía solar vivió un buen año, con un crecimiento de su aportación al mix del 15%.

Las centrales térmicas de carbón y gas natural disminuyeron su aportación al sistema eléctrico

Paradójicamente, la pujanza de las renovables en el mix energético de España tuvo que bregar el pasado año con la andanada antirrenovable del Gobierno. En el ejercicio en el que el Ministerio de Industria diseñó el mayor recorte de la historia a la retribución de las energías verdes, éstas aportaron al sistema casi la mitad de toda su producción.

El auge de las energías verdes contrastó con la fuerte caída de la aportación de las generación eléctrica con fuentes térmicas. La producción con carbón cayó un 32,1%, por el progresivo abandono de las políticas de ayudas a la minería nacional. El gas natural se redujo un 7,5%, por "el bajo nivel de actividad de las centrales de ciclo combinado", señala el informe.

También recoge el documento que una de las principales causas de que aumente la eficiencia energética en España es la creciente aportación de las energías no contaminantes al mix. La eficiencia mejoró 1,1 puntos el pasado año, si bien aún se está a nueve puntos de la media de la Unión Europea.

La demanda de energía primaria se hundió un 6% en 2013, constatando que la recuperación económica está aún lejos de concretarse en datos concretos y parece, más bien, un espejismo alimentado desde el Ejecutivo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba