Empresas

El Gobierno cercena la labor de la CNMC al limitarle el acceso a la información del ajuste renovable

La CNMC ha elaborado un informe sobre los recortes a las renovables sin disponer de toda la información necesaria para ello. El regulador "echa en falta" datos y metodología clave para sustentar un ajuste que acarreará decenas de demandas y arbitrajes de los afectados.

El ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria.
El ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria. EFE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se ha quejado al Gobierno de la limitada información que ha recibido para la elaboración del informe sobre el nuevo sistema de parámetros para fijar la nueva retribución a las energías renovables y del régimen especial (cogeneración y residuos).

El consejo del superregulador sacó ayer adelante el informe sobre la normativa, que en breve será aprobada por el Gobierno y llevada al BOE, y aprovechó su publicación para recordar al Ejecutivo que han faltado datos y metodologías clave para realizar el estudio.

"La CNMC echa en falta en la Memoria que acompaña a la Propuesta de Orden aspectos tales como los motivos por los que la vida útil regulatoria de las instalaciones de determinadas tecnologías ha sido extendida; la definición de los criterios empleados para conceder a determinadas instalaciones una retribución a la operación extendida más allá de dicha vida útil regulatoria; o la metodología empleada para estimar los precios medios de mercado durante el primer semiperíodo regulatorio (2014-2016)", dice la nota hecha pública ayer por el organismo que preside José María Marín Quemada.

El superregulador se quejó también de que hay "aspectos que resultan llamativos, como el incremento en la retribución de determinadas instalaciones en un contexto de ajuste; o casos singulares en los que la correlación de los parámetros retributivos dentro de una determinada Instalación Tipo o comparando instalaciones tipo entre sí, no coincide con la esperable".

La CNMC ha elaborado el documento sobre los recortes a las energías renovables y de régimen especial, pero en ningún momento ha tenido acceso ni a la información referida en los párrafos anteriores ni a los informes de las consultoras Roland Berger y Boston Consulting ni del IDAE, organismo que depende del Ministerio de Industria.

La CNMC sólo ha podido trabajar sobre la información facilitada por Industria, pero no sobre los informes de Roland, Boston e IDAE, en los que se fijan las bases parametrizadas para asignar la nueva retribución

El ajuste que prepara el Departamento que dirige José Manuel Soria se ha basado, supuestamente, en los datos y parámetros que aparecen en esos tres informes, pero los técnicos de la CNMC no han podido verlos. El regulador sólo ha podido trabajar sobre la información que le ha facilitado Industria, que considera insuficiente.

De ahí que la CNMC haya deslizado esa crítica moderada al Gobierno en su nota de ayer sobre el informe, que esencialmente es técnico y se limita a valorar la idoneidad o no de los ajustes en función de las inversiones realizadas en las instalaciones y su grado de amortización.

La CNMC ha cifrado en 1.700 millones el recorte definitivo que aplicará Industria al fijar el nuevo mecanismo de retribución a las renovables, la cogeneración y el tratamiento de residuos, en el que la eólica, los residuos y la hidráulica se convertirán en las tecnologías más afectadas.

Pese a la virulencia del recorte, el ajuste al final se ha quedado muy por debajo de los objetivos inicialmente marcados por Industria, que buscaba ahorrar en pagos a las energías verdes entre 2.000 y 2.200 millones de euros, una cantidad que serviría para tapar el agujero dejado por Montoro al no conceder el crédito de 2.200 millones previsto para erradicar el déficit de tarifa.

Industria tendrá que arañar más ingresos de otras partidas para tratar de taponar la imparable sangría del déficit de tarifa, que va camino de alcanzar los 4.000 millones en 2013

Así las cosas, Industria tendrá que arañar ingresos de otras partidas, dado que el déficit de tarifa sigue desbocado: a falta de la última liquidación de 2013, ya se sitúa casi en 3.700 millones, con lo que el déficit acumulado se va a disparar hacia la ingobernable cifra de 33.000 millones de euros.

De los 1.700 millones del ajuste, 608 millones corresponden a la energía eólica, 373 millones a la fotovoltaica, 186 millones a la termosolar, 176 millones a la cogeneración, 150 millones a la hidráulica y 30 millones al tratamiento de residuos. La biomasa mejora en 13 millones su retribución.

En términos porcentuales, la hidráulica del régimen especial, con un 92%, es la que sufre el mayor recorte, frente al 37% del tratamiento de residuos, el 33% de la eólica, el 13% de la fotovoltaica, el 12% de la termosolar y el 10% de la cogeneración.

Las tecnologías eólica y de cogeneración son de las más afectadas, con recortes del 33% y del 10%, si bien el ajuste que prevé la CNMC está por debajo de los objetivos iniciales de Soria

En su informe, el regulador califica de "paradójico" que, en un contexto de "fuerte ajuste y posible cierre de plantas" como el actual, se produzca un incremento en la retribución de algunas plantas, al menos en los primeros años de explotación.

En su informe, el regulador ha estudiado los casos de unas 1.300 instalaciones tipo, fijando para cada una de ellas unos parámetros retributivos concretos. Hay tantas categorías como circunstancias normativas históricas y años hayan transcurrido, explica la CNMC, que recibió unas 600 alegaciones de todas las empresas, agentes e administraciones involucradas en el proceso.

El regulador califica de "paradójico" que en un contexto de "fuerte ajuste y posible cierre de plantas", se eleve la retribución de algunas plantas

El sector renovable y de cogeneración se enfrenta ahora a una norma que se aprobará en breve por parte de Industria y dará un vuelco radical no sólo a la cantidad de primas que reciben las tecnologías sino también a su forma de cobro. "Hasta ahora, el déficit de tarifa lo soportaban solamente las eléctricas tradicionales en sus balances, a cambio de que luego se les titulizaba. Pero ahora, también las empresas renovables y de congeneración serán copartícipes de este déficit y cobrarán su retribución en función de los ingresos del sistema eléctrico", explica un gran experto en el sector.

Otra de las consecuencias que acarreará el ajuste será la nueva avalancha de recursos y arbitrajes que presentarán las empresas e inversores afectados, muchos de ellos internacionales, por los nuevos recortes aplicados, que muchos consideran retroactivos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba