Empresas

La batalla en el PP por heredar el puesto de Boyer en el consejo de REE obliga a posponer la junta

Vicepresidencia, por un lado, y Montoro, por otro, luchan por colocar a un afín en el asiento que dejará vacante Boyer en el consejo de Red Eléctrica, un puesto estratégico porque en él podría sentarse el sustituto de Folgado, que dejará la empresa dentro de dos años. La batalla ha obligado a posponer la junta, prevista inicialmente para el 10 de abril.

José Folgado, presidente de Red Eléctrica, en el acto en el que recibió la medalla de oro de la Orden del Camino de Santiago.
José Folgado, presidente de Red Eléctrica, en el acto en el que recibió la medalla de oro de la Orden del Camino de Santiago.

Va camino de convertirse en clásico. En cuanto hay movimiento en el consejo o en la cúpula directiva de una empresa pública (y también de algunas privadas), los diferentes clanes del PP que alberga el Gobierno de Mariano Rajoy comienzan a dar codazos y posicionarse para tratar de colocar a los suyos.

Así fue en Hispasat, empresa ahora controlada por Abertis, el grupo catalán al que el Gobierno obligó a ampliar el consejo de la compañía de satélites de 12 a 19 miembros para colocar a cuatro consejeros pese a que el Estado redujo su posición accionarial del 25% al 9%.

En Enagás el movimiento ha sido aún más flagrante. La Sepi sólo posee el 5%, pero ha impuesto el nombramiento de cinco nuevos consejeros, todos ellos del PP y alguno de la pretérita Alianza Popular, que han estrechado aún más el cerco sobre el presidente Antonio Llardén, que llegó al cargo de la mano del PSOE-PSC.

El nuevo capítulo de la voracidad del partido en el poder para colocar a los suyos en las empresas se vive ahora, de nuevo, en Red Eléctrica (REE). Hace dos años, al poco de llegar Rajoy a Moncloa, el ex secretario de Estado con Aznar, José Folgado, fue nombrado presidente.

Tras colocar a los suyos en Hispasat y en Enagás, el Gobierno tiene que elegir ahora un candidato para sustituir a Boyer en una empresa en la que Sepi posee el 20%

Controlado el máximo puesto ejecutivo, tocaba también dar un golpe de mano al consejo, en el que el PP intentó colocar a Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal, Alberto Nadal, hermano del Jefe de la Oficina Económica de Moncloa y actual Secretario de Estado de Energía, y el economista Juan Iranzo.

Fue tal la polémica desatada que el PP dio marcha atrás y de ellos, sólo el último entró en un consejo que ahora va a dejar vacante un goloso asiento. El mandato de consejero de Miguel Boyer en REE vence en abril. El ex ministro de Economía con Felipe González cuenta con 75 años, se recupera de un ictus sufrido en 2012 y dejará su cargo en cuanto se celebre la junta de accionistas que deberá refrendar a su sustituto.

La batalla en el seno del Gobierno por poner en el puesto a un consejero afín ha estallado y, según las fuentes internas de REE consultadas por Vozpópuli, esto ha provocado que la junta, inicialmente prevista para el 10 de abril, se posponga para más adelante.

Desde Moncloa y desde Hacienda se maneja este relevo en clave estratégica, porque el nuevo consejero podría incorporar ya el perfil de futuro presidente, dado que Folgado dejará su cargo dentro de dos años

Por un lado, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y Moncloa buscan a su candidato, que aún no ha trascendido, mientras que desde el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro, del que cuelga la Sepi, se quiere proponer a otro.

La elección no es baladí, porque tanto unos como otros apuestan por colocar en el puesto de Boyer a un consejero que sea presidenciable dentro de dos años. Folgado cumple 70 años el próximo 3 de abril y ha conseguido el respaldo del consejo para seguir en el puesto hasta 2016 (cuando termina su mandato de consejero), ya que el reglamento del consejo de REE le obliga a poner su cargo a disposición del máximo órgano de poder al alcanzar esa edad.

No hará falta porque Folgado ya ha conseguido el sí del consejo. Pero qué pasará en 2016, cuando el ex alcalde de Tres Cantos (Madrid) deje la presidencia de REE. El nuevo presidente tiene que ser consejero previamente, según marcan los estatutos de la compañía.

Hace dos años la polémica estalló cuando el Gobierno y el PP quisieron colocar de consejeros a López del Hierro y Alberto Nadal y se vieron obligados a recular

De ahí que tanto desde vicepresidencia como desde Hacienda se piense en un candidato de confianza para confiarle más adelante el cargo, cuya retribución es superior a los 700.000 euros anuales, para dirigir una empresa estratégica para el buen funcionamiento del sistema eléctrico nacional.

A nivel interno en REE están a la espera de que en el Gobierno se pongan de acuerdo para elegir al sustituto de Boyer, si bien fuentes oficiales de REE aseguran que no se va a cambiar la fecha de la junta de accionistas por este imprevisto.

Todos los años, el operador público del transporte de electricidad celebra su junta a mediados de abril. Las fuentes internas insisten en que el día elegido era el próximo 10 de abril, pero se canceló la fecha y previsiblemente la cita tenga lugar en mayo.

También termina mandato el consejero Rui Manuel Janes, pero la elección de su puesto es potestad de la portuguesa REN.

Mientras se deshoja la margarita del nuevo consejero y de la fecha de la junta, la semana pasada, Folgado se llevó al parador de Santiago de Compostela a todo su equipo directivo para que le arropara en el acto de concesión de la medalla de oro de la Orden del Camino de Santiago.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba