Empresas

Otro frente más: guerra de las eléctricas contra el Gobierno por ver quién paga el bono social

Las tres grandes se rebelan contra Industria por excluir a empresas como Red Eléctrica, Acciona o Abengoa del pago del bono social de la luz (más de 240 millones al año) para los hogares con menos recursos y recurren ante la Audiencia el "parcheo" de la nueva orden ministerial.

Un recibo de la luz
Un recibo de la luz EFE

Parece que en la guerra que libran el Ministerio de Industria y las grandes compañías eléctricas no hay tregua. El ministro José Manuel Soria no se corta en culpar a las compañías de los grandes males que aquejan al sector y estas se revuelven anunciando recortes de inversión en España por los continuos hachazos que, según ellas, reciben.

Para que la llama de la contienda no se apague, Hacienda e Industria trabajan en aplicar nuevos impuestos para la actividad eléctrica, en un tira y afloja que ha convertido este sector regulado en el más judicializado de todos. En este contexto belicoso se abre un nuevo frente: Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa han vuelto a rebelarse contra la decisión de Industria de que las grandes eléctricas costeen el bono social de la luz, esa especie de tarifa subvencionada dirigida a las familias más pobres de la que, en realidad y tras los cambios aplicados, solo pueden beneficiarse los muy muy pobres.

Pese al poco alcance de esta medida social, su coste ronda los 20 millones de euros al mes (unos 240 millones al año) y las tres grandes consideran que no solo ellas tienen que costearlo. Por eso han vuelto a recurrir la última orden ministerial de Industria, que el Ministerio "ha parcheado", según las compañías, para adaptarse a la sentencia del Supremo que les dio la razón en 2012.

Industria ha colocado a 27 empresas en el nuevo sistema de pago del bono, pero según las grandes, hay sospechosas ausencias

Iberdrola denunció que este mecanismo era discriminatorio y dejaba fuera a grandes compañías eléctricas como REE, Acciona o Abengoa, entre otras, que no tenían que pagar "una medida asistencial que, en todo caso, debería pagar todo el sector eléctrico, y no solo una parte", señalan fuentes del sector.

El Supremo exigió a Industria que argumentase por qué las tres grandes tienen que cubrir el 99,2% del coste del bono social y el Ministerio ha incluido en el 'pack' a unas 27 compañías en total, la mayoría de ellas pequeñas.

Pese a la entrada de nuevos pagadores del bono social, la mayor parte del coste sigue correspondiendo a las grandes eléctricas, a razón de un 41,61% para Endesa, un 38,47% para Iberdrola, un 14,18% para Gas Natural Fenosa, un 2,36% para E.ON y un 2,64% para EDP España.

El nuevo bono social ha quedado tan descafeinado que ahora solo los hogares muy pobres pueden aspirar a obtenerlo

Así que, según las eléctricas, "el lavado de cara que Industria le ha dado a la orden ministerial para contentar al Supremo sigue siendo discriminatorio". Por lo tanto, las tres grandes han presentado sendos recursos contencioso-administrativos ante la Audiencia Nacional contra los porcentajes de reparto del coste del bono social para 2014.

Lo que ha hecho Soria es aprovechar la reforma energética para colar esta nueva norma que vuelve a obligar a las eléctricas a financiar el bono, pero utilizando una fórmula para sortear los elementos considerados ilegales por el Supremo.

La forma de evitar el efecto discriminatorio ha sido incluir en el sistema a las empresas con actividades simultáneas de producción, distribución y comercialización. Y entre las 27 elegidas no están las otras grandes, las que según el sector tradicional no contribuyen a costear medidas asistenciales y de beneficio social, que deberían recaer en todo el sector eléctrico al completo, reiteran las grandes compañías.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba