Empresas

Endesa quedaría reducida a la mitad si Enel decide apropiarse de sus activos en Latinoamérica

Si el gigante italiano consuma su plan, Endesa perdería el 51% de su ebitda, el 37,4% de su beneficio neto y la mitad de la energía que produce. Hay gran nerviosismo en Madrid ante la batería de cambios que prepara el nuevo jefe de Enel.

Enersis es la filial de Endesa para toda Latinoamérica.
Enersis es la filial de Endesa para toda Latinoamérica.

Si el nuevo consejero delegado de Enel, Francesco Starace, consuma su plan para llevarse a Italia todos los activos de Endesa en Latinoamérica, la eléctrica española se convertirá en la mitad de lo que es ahora mismo.

En el último ejercicio, los activos latinoamericanos aportaron al grupo Endesa un 51% de su ebitda (beneficio bruto de explotación), un 37,4% de su beneficio neto y un 46,7% de toda la energía producida, según se desprende del informe de gestión de 2013.

Esto es sólo una muestra de lo que perdería la empresa española si su accionista de control (92%) decide desgajar de la estructura de su filial las actividades de Chile, Argentina, Brasil, Colombia y Perú para llevárselas al holding de la matriz, en Roma.

Enel, controlada por el Estado italiano, está trabajando en esta hipótesis, según ha reconocido el propio Starace en su gira de presentación como nuevo consejero delegado por los países de Latinoamérica en los que opera. No es una decisión tomada, señalan en Enel, pero sí es un planteamiento que cada vez cobra más fuerza, en el marco del proceso de reorganización de la estructura corporativa del grupo que prepara el nuevo hombre fuerte del primer ministro Matteo Renzi al frente del gigante público.

La salud financiera de Endesa aguanta gracias al subcontinente, cuya aportación ha 'salvado' las cuentas de 2013 tras el rejonazo de la reforma eléctrica en España

“Endesa sin Latinomérica sería un remedo de sí misma, en un momento en el que España y Portugal cada vez pintan menos en las cuentas del grupo y se han convertido en una rémora, especialmente España por el impacto negativo de la reforma eléctrica”, señala una fuente financiera consultada por Vozpópuli.

Endesa cuenta con dos grandes patas. Por un lado, España y Portugal, que ya sólo aportan el 49% del ebitda (3.277 millones de euros en 2013, con una brutal caída del 14%) y el 62,6% del beneficio neto, pero cayendo a velocidad de vértigo (la bajada fue del 17% en 2013).

La cara de la moneda del grupo está en Enersis, la potente filial que controla todos los activos que durante años forjó Endesa en el subcontinente. “El negocio va como un tiro en casi todos los países, gracias al crecimiento económico de la mayoría de ellos y a las fuertes inversiones y sus retornos que está consiguiendo la empresa”, añade esta fuente.

El ebitda, indicador de la evolución de la actividad principal de una empresa, es superior ya en Latinoamérica que en España, donde cayó un 14% en 2013 

El beneficio neto y el ebitda de Endesa aguantan gracias a Latinoamérica. El resultado neto conjunto fue de 1.879 millones, con una caída del 8%, después de que el subcontinente, con un aumento del 13% (703 millones), parara parte del golpe sufrido en España (el beneficio se hundió un 17%, hasta 1.176 millones).

El ebitda en el subcontinente se incrementó un 7%, hasta 3.443 millones, amortiguando así el rejón sufrido en la Península Ibérica (-14%).

El impacto de la reforma eléctrica aplicada por el Gobierno y de los nuevos impuestos en España supuso para Endesa una merma de ebitda cifrada en 1.329 millones de euros. Ha sido la eléctrica que más ha sufrido las medidas gubernamentales en España, lo que convierte a nuestro país en un freno para su crecimiento como grupo.

De hecho, el consejero delegado, Andrea Brentan, advirtió en la presentación de resultados que sólo se invierte en España lo imprescindible para cumplir con los niveles exigidos de “seguridad”. Del grado de importancia que para Endesa tiene España da idea que en 2013 sólo invirtió 604 millones, con una caída del 33%, mientras que en Latinoamérica, las inversiones crecieron un 5%, hasta los 1.216 millones de euros.

Starace ya ha informado al ministro Soria de que trabaja con su equipo en el plan para dejar a Endesa sólo con los activos de España y Portugal

Así que el escenario que se abriría para una Endesa sin Latinoamérica sería demoledor, señalan varias fuentes consultadas en el sector eléctrico. “Una de las grandes compañías españolas, que aprovechó las privatizaciones en Latinoamérica para crecer fuera y contar con una gran división internacional podría verse reducida a una eléctrica local con un tamaño ínfimo, que opera en dos países con un horizonte de ingresos a la baja y en el que sólo se invierte lo mínimo para subsistir”, destaca una fuente.

Por eso, la idea en la que trabaja Starace ha generado gran nerviosismo en los cuarteles generales de Endesa en la Ribera del Loira madrileña. Máxime cuando el nuevo jefe del grupo italiano ya se ha visto con el titularde Industria y Energía, José Manuel Soria, para informarle de que trabajaba en la idea de ‘llevarse’ a Roma los activos más valiosos de la española, sin que haya trascendido aún cual fue la reacción del ministro.

La operación acarrearía importantes consecuencias legales, fiscales y corporativas que aún están siendo calibradas por Enel, que trata de tranquilizar a su filial al son de “Poner a Enersis directamente en Enel es una de muchas alternativas, pero no la única, y vamos a trabajar en esto”.

La decisión final se tomará a la vuelta del verano, según ha manifestado el propio Starace.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba