Empresas

Endesa prescindirá de 100 trabajadores tras la externalización de todos sus servicios comerciales

Endesa culminará la externalización de sus servicios comerciales con el objetivo de reducir costes. Cerrará sus últimas 53 oficinas de atención al cliente y se verán afectados 138 empleados. De ellos, en torno a 100 saldrán voluntariamente en los próximos dos años y el resto serán recolocados.

Borja Prado, presidente de Endesa.
Borja Prado, presidente de Endesa. ENDESA

Endesa ha dado el último paso para que todos sus servicios comerciales y de atención al cliente en España sean desarrollados por una empresa externa, en lo que se ha denominado el Proyecto Óptimus. La eléctrica cerrará las últimas 53 oficinas que aún gestionaba de manera progresiva a lo largo de los próximos dos años. El proceso comenzará, previsiblemente, a principios de 2014.

Esta medida, que los representantes sindicales no han firmado al oponerse a la externalización, busca rebajar los costes de personal y enfrentar la negativa situación económica que atraviesa la comercializadora. Endesa trasladó a los sindicatos que, “en los últimos años y respondiendo a las exigencias de ENEL, ha realizado planes de acción basados en la reducción de costes operativos” sin que hayan sido “suficientes para situar la actividad de comercialización en positivo.

La externalización afectará a un total de 138 trabajadores de Endesa. De ellos, alrededor de 100 podrán acogerse al acuerdo voluntario de salidas contenido en el convenio de la empresa. El resto, serán recolocados dentro de la compañía, sin que se produzcan traslados traumáticos.

Alrededor de 100 trabajadores podrán acogerse al acuerdo voluntario de salidas por el que recibirán entre un 70% y 80% hasta su jubilación

Los empleados que tengan más de 50 años, o los cumplan antes del 31 de diciembre de 2017, podrán prejubilarse con las condiciones establecidas en el convenio. De esta forma, en el tramo de 50 a 55 años recibirán el 70% de su salario y de los 56 años hasta el momento de la jubilación cobrarán el 80%. Según fuentes sindicales, “la mayoría de los trabajadores que pueden se acogerán”.

Estas salidas, en cualquier caso, apenas representan el 1% de la plantilla total que la eléctrica que preside Borja Prado tiene en España y Portugal. Al cierre del primer semestre, la compañía controlada por la italiana Enel contabilizaba 10.786 trabajadores.

Las 53 oficinas asociadas estaban adscritas a un centro de trabajo. De ellos, permanecerán activos 10. Andalucía es la comunidad autónoma que se verá más afectada por la última fase de la externalización de los servicios comerciales, que abarcan la atención al cliente, el back office y la unidad técnica de reclamación (UTR).

La empresa no ha facilitado el ahorro de costes que tendrá una medida que, en opinión de los sindicatos, “rompe la relación directa del cliente con nuestra empresa” y, “en ningún caso, supone una mejora de la atención comercial”. Para Endesa, por su parte, esta decisión mejorará “la calidad, flexibilidad y eficiencia de costes”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba