Empresas

Borja Prado pugna con Brentan para intentar rebajar la tensión con el Gobierno

El presidente de Endesa es partidario de contemporizar y no tensar en exceso la cuerda; el consejero delegado, por contra, está alineado con el presidente de Iberdrola en su estrategia de presión al Ejecutivo.

Borja Prado, presidente de Endesa.
Borja Prado, presidente de Endesa. EFE

Las veladas discrepancias entre Iberdrola y Endesa a cuenta de su tensa relación con el Gobierno por la reforma energética y el cierre de la central nuclear de Garoña tienen una trastienda: una soterrada pugna entre el presidente de Endesa, Borja Prado, y su consejero delegado, Andrea Brentan.

Brentan, el hombre en España de la empresa semipública italiana Enel, propietaria del 92% de Endesa, está “a partir un piñón” con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en su estrategia de presión al Ejecutivo para intentar parar el golpe de las medidas contra la sangría del déficit tarifario, explican fuentes del sector.

De hecho, hay quien asegura que la posición del primer ejecutivo de Endesa, que tiene 63 años y al que se ha situado en algunas quinielas como próximo presidente de la eléctrica, es incluso más agresiva con respecto al Ejecutivo que la del propio Galán, que se ha permitido calificar al actual Gobierno como el mejor desde la Transición "en términos de profesionalidad”.

A diferencia de Brentan, Prado es más partidario de contemporizar y de no tensar en exceso la cuerda con el Gobierno. Con esa actitud, el también presidente de la filial del banco italiano Mediobanca para la Península Ibérica y Latinoamérica buscaría no dinamitar sus opciones de acabar al frente de otra gran empresa.

En los últimos meses, se ha apuntado a Repsol como su próximo destino en caso de materializarse el relevo del presidente de la petrolera, Antonio Brufau, que fue aupado al cargo tras la llegada al poder de José Luis Rodríguez Zapatero.

La tensión entre las eléctricas y el Gobierno ha ido en aumento a medida que se aproxima enero, fecha de entrada en vigor del paquete de nuevos impuestos que, según subrayó este viernes la patronal eléctrica, Unesa, “dificultan cualquier inversión y ponen  en riesgo la viabilidad del sector”.

Esta semana, el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha amenazado con la apertura de un procedimiento de investigación para conocer las causas del cierre de la central de Garoña este mes, “antes de la fecha establecida”, julio del año que viene.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba