Empresas

López Jiménez registra minusvalías de 30 millones con la venta de su 5% de Ence

Fin de trayecto para el presidente de Unión Fenosa Pedro López Jiménez en la papelera Ence. El ejecutivo ha decidido salir del capital de la compañía, del que controlaba algo más de un 5%, con el objetivo de poder afrontar vencimientos de deuda personal, a finales del presente año. Con la operación, López Jiménez ingresará algo más de 25 millones de euros pero registrará fuertes minusvalías, toda vez que adquirió el paquete por algo más de 55 millones.

López Jiménez registra minusvalías de 30 millones con la venta de su 5% de Ence
López Jiménez registra minusvalías de 30 millones con la venta de su 5% de Ence

Pedro López Jiménez, ex presidente de Unión Fenosa y consejero de ACS, ha tenido que renunciar a su verdadera y gran apuesta bursátil: Ence. Ayer, la compañía comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que había adquirido la participación del 5,12% que el empresario poseía en la papelera, una operación que inyecta 25,2 millones de euros en las maltrechas arcas de López Jiménez pero que certifica una ruinosa inversión, cuya resultado final serán unas minusvalías de unos 30 millones.

La operación responde a la necesidad de López Jiménez de afrontar una serie de vencimientos de deuda antes de que finalizara el presente ejercicio. Como informó Vozpópuli, a muy corto plazo el empresario debía asumir pagos por valor de 10 millones de euros a Banco Santander y Banco Sabadell además y en apenas 12 meses otros por valor de unos 30 millones de euros.

Fuentes conocedoras de la situación señalaron a este diario que uno de los problemas con los que se ha encontrado López Jiménez es que ya no podía pignorar más títulos de Ence, ya las tenía prácticamente todas como prenda de los préstamos, además de una buena parte del paquete accionarial que posee en ACS.

Precisamente, en los últimos meses el ex presidente de Fenosa había hecho caja en el grupo constructor con la venta de acciones que le habían supuesto ingresos de 6,6 millones de euros, operaciones que aliviaban su situación pero que no han sido suficientes.

López Jiménez es uno de los damnificados por el hecho de que ACS no vaya a repartir su tradicional dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio (que solía abonar en el mes de febrero) ya que la compañía cerrará 2012 con números rojos, como consecuencia del agujero provocado por la venta de una participación del 3,7% de Iberdrola.

De acuerdo con fuentes del mercado, Ence tomó la decisión de adquirir las acciones de López Jiménez para que la retirada del empresario fuera ordenada y evitar que la colocación masiva de títulos en el mercado afectara a la cotización de la papelera. En los últimos seis meses, las acciones de Ence han experimentado una recuperación del 40%, una trayectoria que el consejo de la papelera no ha querido poner en peligro.

Entre los principales accionistas de la compañía se encuentra su presidente, Juan Luis Arregui (uno de los principales accionistas a título individual de Iberdrola), y los Albertos, que también son socios de López Jiménez en ACS.

Precisamente, Alcocer y Cortina protagonizaron durante el verano una particular huida del grupo constructor cuando vendieron un paquete de casi el 5% del capital debido a la presión de los acreedores y también por el temor a que la empresa que preside Florentino Pérez suspendiera la retribución al accionista.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba