Empresas

Los Albertos reducen su histórica participación en Ence con la venta de un 3%

Los financieros Alberto Alcocer y Alberto Cortina han vuelto a soltar lastre con sus participaciones bursátiles. Si durante el pasado ejercicio, los Albertos hicieron caja con ACS, ahora le corresponde del turno a Ence, otra de sus posiciones históricas. Los Albertos han vendido cerca de un 3% de la papelera, aprovechando su notable revalorización en lo que va de año, cercana al 45%.

Los Albertos han aprovechado la trayectoria alcista de Ence para soltar lastre
Los Albertos han aprovechado la trayectoria alcista de Ence para soltar lastre

Después de ACS, Ence. Los Albertos han vuelto a recurrir a sus inversiones bursátiles para obtener liquidez. Por primera vez, Cortina y Alcocer han deshecho posiciones en la papelera presidida por Juan Luis Arregui, con la venta de cerca de un 3% del capital, lo que ha dejado su participación por debajo del 20%.

De acuerdo con los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la participación de los Albertos en Ence, canalizada a través de las instrumentales Alcor Holding e Imvernelin Patrimonio, es del 19,78%, que contrasta con el 21,9% que se recogía en el último informe de gobierno corporativo de la compañía.

Los Albertos han empezado a deshacer su participación a lo largo del año aunque tan sólo han comunicado al organismo supervisor su última venta, con la que su participación ha bajado del umbral del 20%, lo que genera la obligación de hacer público el movimiento.

Cortina y Alcocer han aprovechado la buena evolución de Ence en Bolsa a lo largo del presente año. Desde que comenzó 2013, las acciones de la papelera se han revalorizado un 45%. En los últimos doce meses, la subida de los títulos de la compañía supera el 81%.

Las operaciones de venta de acciones han reportado a los Albertos unos ingresos próximos a los 20 millones de euros.

Ejecuciones, fin del dividendo...

El año pasado, los financieros redujeron de forma significativa la participación en su otra gran apuesta bursátil, el grupo constructor y de servicios ACS. Así, los Albertos pasaron de controlar algo más de un 14% del capital a situarse con algo más del 9%. Aunque no todo fueron ventas. Cortina y Alcocer fueron ejecutados por algunas entidades financieras, especialmente las nacionalizadas, que no accedieron a la refinanciación de las deudas de sus sociedades instrumentales.

Los Albertos también vendieron acciones de ACS en el mercado para paliar la circunstancia de que la compañía no repartió el tradicional dividendo a cuenta de resultados que solía abonar en febrero a causa de las fuertes pérdidas registradas al cierre del año 2012, superiores a los 1.900 millones de euros.

No obstante, Alcor Holding se mantiene como el segundo accionista de Ence, sólo por detrás de Arregui, que atesora algo más del 25% del capital, y por delante de la entidad financiera Liberbank (6,2%), los empresarios José Ignacio Comenge y Víctor Urrutia (con un 5% cada uno), y el fondo soberano noruego Norges Bank, que supera ligeramente el 3%.

Ence ya vio como Pedro López Jiménez, histórico consejero de ACS, tuvo que deshacerse de la totalidad de su participación, que ascendía a un 5% del capital, debido a las dificultades financieras causadas por el desplome de las acciones de la constructora. Fue la propia papelera la que compró este paquete a López Jiménez para después colocarlo en el mercado, lo que propició la llegada como accionistas de Comenge y Urrutia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba