EMPRENDEDORES ESPAÑOLES

Historias de éxito 'made in Spain': de Naranjas Lola a un taller en el que tú eres el mecánico

"Somos un país con ingenio, con presente y futuro". Ésta es la máxima que defiende el presidente de CEOE, Juan Rosell, en el prólogo del libro '50 casos de éxito de empresarios'. "Todos podemos ser emprendedores, merece la pena, es una aventura apasionante", asegura.

En la imagen, miembros de Naranjas Lola, dedicada a la venta de naranjas de Valencia a domicilio en internet
En la imagen, miembros de Naranjas Lola, dedicada a la venta de naranjas de Valencia a domicilio en internet

Corría el año 1999 y en la empresa valenciana Naranjas Lola se debatían entre abandonar sus cultivos, dado que la rentabilidad apenas les permitía cubrir gastos, o buscar una fórmula para obtener beneficios. Fue entonces cuando decidieron apostarlo todo a una carta: internet. Ofrecerían cítricos recién cogidos del árbol. Fue uno de sus hijos, de 15 años, quien diseñó la página web pese a que, por aquel entonces, "las nuevas tecnologías eran para nosotros unas perfectas desconocidas". Lola y su familia recuerdan como en el primer año de vida de su empresa online "por no entrar, no entraron en la página ni los virus". Un segundo tropezón al que anteriormente habían sumado el envío de 8.000 cartas a restaurantes de toda España: "No sacamos ni para pagar los sobres".

Sin embargo, el derrotismo no pudo con ellos y tras acudir a una empresa de informática que les mejoró tanto el nombre de la página como los contenidos, hoy Naranjas Lola surte a 400 restaurantes y cuenta con alrededor de 1.500 clientes particulares que incluyen "lo mejor de lo mejor", dicen, en referencia a Martín Berasategui o El Celler de Can Roca, entre otros. Aseguran que todo ello ha sido fruto de la perseverancia y la confianza que depositaron en la calidad de sus productos.

A escasos kilómetros, en Elche, Ginés y su hija Celia Mas encarnan otro ejemplo del emprendedor español de éxito. Lo que el primero recolecta, la segunda vende empleando simplemente un ordenador portátil con el que atiende los pedidos de granadas que reciben de cualquier punto del mundo. Esta empresa familiar, pionera en la comercialización de granadas y de zumo de granada 100% natural, da salida a 50.000 kilos de esta fruta a través de la red.

"No conozco a ningún empresario de renombre que no haya fracasado alguna vez", confiesa el presidente de CEOE

"Nos dimos cuenta de que si queríamos mantener la explotación de mis padres teníamos que dejar atrás las viejas fórmulas de venta y pasar a la agricultura selectiva con internet como base. En los tres primeros meses de actividad, ya habíamos facturado 40.000 euros", relata Mas, tras invertir un año de trabajo en el desarrollo de su web, www.campodeelche.com.

De aprovechar la crisis para vender ideas innovadoras también sabe mucho Gaizka Muguerza. Este joven, procedente de Iurreta (Vizcaya) dio vida en 2009 a un nuevo concepto de taller mecánico. Facilita la compra de materiales pero cada uno se ocupa de la reparación de su propio vehículo. Casi seis años después, cuenta con tres centros en el País Vasco y "planes de expansión a través de franquiciados".

En Repara tu Vehículo todo está pensado para que cualquier manitas pueda llevar a cabo "operaciones de mantenimiento del automóvil o las revisiones habituales antes de salir de vacaciones con el coche", dice. Pese a ello, quien requiera ayuda, la encontrará en el personal que trabaja en sus centros, una plantilla formada en un 70 por ciento por personas en riesgo de exclusión social.

"Este país tiene ingenio"

Los de Lola, Celia y Gaizka son sólo tres de las cincuenta historias exitosas en el mundo empresarial seleccionadas por el periodista Pepe Varela en un libro titulado 50 casos de éxito de empresarios, presentado esta semana en un acto en el que el presidente de la CEOE, Juan Rosell, aprovechó para reivindicar que "este país tiene presente y futuro, y sobre todo, tiene ingenio". "Es un canto al emprendimiento, un análisis perfecto de dónde estamos y a dónde podemos ir", dijo Rosell, felicitando "a todos los que han aguantado durante la crisis" pero sin olvidarse de todos los que se han quedado por el camino. "No conozco a ningún empresario de renombre que no haya fracasado alguna vez", sostuvo.

"Montar un negocio es una aventura apasionante, que merece la pena", asegura Rosell

"España necesita empresarios. Todos podemos ser emprendedores si queremos. Hay que ser valiente. Montar un negocio es una aventura apasionante, que merece la pena", relata al respecto en el prólogo del libro, basado en los más de 350 reportajes publicados por Varela en el diario El País desde hace siete años y editado en colaboración con el Instituto de Estudios Económicos.

"Hay demasiadas piedras por el camino"

Rosell aprovechó también la presentación del libro para hacer reivindicar que aún existe un exceso de burocracia que hace que los emprendedores se pierdan en el marasmo de la legislación que hay que seguir para crear una empresa. "Sigue costando mucho hacer las cosas y eso es malo. Hay demasiadas piedras por el camino. Hay que reducir las trabas para crear empresas pero desgraciadamente no se hace", manifestó al respecto.

Por su parte, Javier Calderón, director gerente de CEOE Cepyme Formación, defendió que España además de necesitar empresarios, "necesita emprendedores preparados, no basta con buena voluntad". "Somos un país con ingenio pero nos falta capacidad de gestión, la formación es la clave del éxito", remató tras añadir que "el empresario debe formarse continuamente".

Emprendedores en el ámbito rural, emprendedores universitarios, mujeres emprendedoras, 'start up', desempleados decididos a ser empresarios, emprendedores en internet... En definitiva, una selección de casos de personas anónimas que "merecía la pena que tuvieran su hueco" para que "se sepa y podamos aprender de ellos, de sus horas de esfuerzo y de insomnio".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba