Empresas

Cae otro icono de la restauración madrileña: el juez liquida el Asador Frontón

El juzgado decreta la liquidación de Asador Frontón S. L., cuyos restaurantes, en sus años de esplendor, fueron habitual punto de encuentro de empresarios, políticos y deportistas. Entró en concurso de acreedores en diciembre.

Embargo de bienes en el Asador Frontón en diciembre pasado.
Embargo de bienes en el Asador Frontón en diciembre pasado.

Cae otro emblema de la restauración madrileña. El Juzgado de lo Mercantil número 2 ha declarado la disolución y liquidación de Asador Frontón S. L., empresa propietaria del restaurante del mismo nombre, especializado en cocina navarra y, hasta hace poco, habitual punto de encuentro de empresarios de alto copete, políticos y deportistas de élite.

La decisión del juez, que consta en el BOE del pasado lunes, implica la sustitución de los antiguos administradores, los hermanos Fernando y Juan Carlos Sánchez Lázaro, propietarios de El Frontón, por un administrador concursal.

El juez ha suspendido las facultades de administración y de disposición del concursado sobre su patrimonio y ha declarado vencidos los créditos concursales aplazados “y en su caso la conversión en dinero de los que consistan en otras prestaciones”.

La apertura de la fase de liquidación tiene fecha 24 de abril, por lo que el proceso se ha llevado a cabo con suma rapidez. La empresa se declaró en concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) en diciembre pasado.

Un par de meses antes, a finales de octubre, agentes de la Agencia Tributaria y de Aduanas se presentaron en los restaurantes de las calles de Velázquez y Pedro Muguruza para embargar algunos de sus bienes, por una deuda contraída con Hacienda y con la Tesorería de la Seguridad Social. La operación se repetiría en diciembre. Entonces, se cifró en 700.000 euros la deuda de los administradores con la Seguridad Social y en otros 300.000 el importe pendiente con Hacienda.

Varios trabajadores aseguraron entonces a Efe que la empresa, que entonces tenía unos 30 empleados, les debía entre dos y tres meses de salarios.

Los Sánchez Lázaro compraron el restaurante hace unos diez años a su fundador, el expelotari Miguel Ansorena.

Poco después, sus apellidos saltaron a los medios de comunicación al conocerse, con motivo del denominado `tamayazo’, que tenían a sueldo a través de una empresa de fotocopias de su propiedad al entonces secretario general del PP en Madrid, Ricardo Romero de Tejada.

Los Sánchez Lázaro tienen a sus espaldas un largo historial judicial y se les considera cercanos al PP. El propio Fernando Sánchez Lázaro fue diputado popular en la Asamblea de Madrid entre 1995 y 1999. Su hermano Juan Carlos está muy vinculado al Real Madrid, de cuya sección de Baloncesto es máximo responsable.

El titular del juzgado que se ha encargado del concurso del Asador Frontón es Andrés Sánchez Magro, “apasionado de la gastronomía”, como se define en su cuenta de Twitter, y colaborador de varios medios de comunicación (Intereconomía y La Razón, entre otros), un sector al que estuvieron vinculados los hermanos Sánchez Lázaro a través del extinto diario Negocio.

El Frontón sigue así la estela de otro emblemático restaurante madrileño, Jockey, que cerró en agosto del año pasado tras casi setenta años de existencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba