Empresas

El Corte Inglés pide agilizar los visados a visitantes chinos para impulsar el turismo de compras

Plantea externalizar el proceso de autorización de visados y aumentar los recursos en los consulados. El grupo relativiza la importancia del récord de turistas logrado por España en 2013 porque "medir el turismo por volumen carece de valor económico". 

El año pasado la llegada de turistas chinos a España creció un 35%.
El año pasado la llegada de turistas chinos a España creció un 35%. globalasia.com

El Corte Inglés aboga por que el Gobierno español ponga en marcha medidas para agilizar la expedición de visados para los turistas extranjeros, y muy especialmente, chinos, que visitan a España con el objetivo de potenciar el turismo de compras, según explicó este martes Javier Fernández Andrino, director de Márketing Internacional y Turismo del gigante de los grandes almacenes.

Andrino recordó que de aquí a 2030 van a incorporarse al mercado mundial 800 millones de turistas, de los que el 80% procederá de países emergentes como China. Este país, con 252.099 visitantes en 2013 (un 35,1% más), no está actualmente entre los 25 principales emisores de turistas a España y sus visitantes gastan de media unos 600 euros diarios, frente a los 100 euros de franceses, ingleses o alemanes, que el año pasado coparon el 55,5% de las visitas a España.

A título de ejemplo, Fernández Andrino citó el caso de Reino Unido, donde el 97% de las solicitudes de visado de turistas chinos se resuelven favorablemente en un plazo máximo de siete días. Como ha explicado el directivo en el libro de la periodista Marisol Paul 'La economía del turismo, motor con Marca España', recién editado por la editoral Lid, “somos miembros de la Unión Europea y nos regimos por sus leyes en política de entrada de extranjeros, pero se pueden adoptar medidas para agilizar los trámites y acortar los tiempos de espera de los viajeros”.

Entre las medidas que plantea el grupo estaría “la externalización del proceso” de autorización de visados, “aumentar los recursos en los consulados e inaugurar otros nuevos, especialmente en mercados emergentes clave”, así como “introducir visados de entrada múltiple, como los que concede España para turistas rusos, y aplicar la exención de visado para los pasajeros en tránsito”.

Andrino intervino en la presentación del libro de Paul, en un debate auspiciado por la impulsora de su publicación, la consultora Grant Thornton. Y si bien subrayó que España debe seguir siendo líder en el turismo de sol y playa, relativizó la importancia del récord de 60,6 millones de turistas (un 5,6% más) cosechado en 2013 porque “medir el turismo por volumen carece de valor económico” si ese enorme flujo de visitantes no viene acompañado de un potente gasto per cápita. 

El dato que realmente es relevante es el gasto medio del turista por día de estancia”, que según Fernández Andrino en España está muy por debajo del de otros destinos como Reino Unido o Estados Unidos. Como ejemplo, citó un reciente estudio de BBVA y Telefónica que cifra en 161 euros por persona y día el gasto medio de los turistas que visitan Madrid y Barcelona. 

Los chinos gastan una media de 5.500 euros sin incluir el vuelo frente a los 700 de un inglés o un alemán con un 'todo incluido'

Como comparación, los chinos gastan en sus viajes (sin incluir el desplazamiento en avión) una media de 5.500 euros, frente a los 700 euros que ingresa un inglés o un alemán con un “todo incluido”. Y París, por ejemplo, logra que los visitantes de países emergentes se gasten diez veces más que cuando vienen a Madrid.

En el caso de El Corte Inglés, las compras de clientes extracomunitarios en sus centros crecen actualmente a un ritmo de dos dígitos, gracias en parte a que, desde junio de 2012, la financiera del grupo tiene autorización de la Agencia Tributaria para devolver el IVA directamente a los clientes extracomunitarios que lo solicitan (antes tenían que hacerlo al abandonar el país).

Además de los visados, los otros dos factores clave para impulsar las llegadas de visitantes de países emergentes son la conectividad aérea y la promoción del destino turístico en origen, un aspecto en el que a España le queda mucho camino por recorrer.

Como muestra, la exigua presencia española en la última edición de la feria ILT, la más importante del mundo en el segmento de turismo de lujo, que se clausuró hace una semana en Shanghai. Frente a los stands montados por países como Reino Unido, Francia, Italia o Suiza y grandes cadenas hoteleras de alto lujo como Four Seasons o Starwood, la representación española se limitó a El Corte Inglés y la Generalitat de Cataluña.

Si apostásemos por el turismo de calidad, El Corte Inglés estaría muchísimo más satisfecho”, resumió el directivo en el debate.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur), Antonio López de Ávila, replicó al responsable del grupo de distribución que “sí se mide el gasto” a través de las estimaciones recogidas en la Estadística de Gasto Turístico (Egatur), recordó que España es el segundo país del mundo por ingresos turísticos totales (tras Estados Unidos) y matizó que los datos de gasto diario del estudio de BBVA y Telefónica “pueden ser parciales”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba