Empresas

El beneficio de El Corte Inglés cayó en 2012 hasta niveles de 1989, cuando facturaba 3,5 veces menos que ahora

El grupo gana 171,5 millones, un 18,3% menos que en 2011, y reduce sus ventas un 7,76%, hasta 14.552 millones, con lo que ya factura menos que Inditex. En el peor año de la crisis, destina a inversiones un 34,5% menos y, tras concluir su expansión, este capítulo ya es inferior a su cash flow. Isidoro Álvarez insta a “seguir haciendo esfuerzos de gestión para superar las dificultades”.

El grupo logró salvar el beneficio en el último ejercicio.
El grupo logró salvar el beneficio en el último ejercicio. Morgaine vía Flickr.

El gigante español de los grandes almacenes, El Corte Inglés, logró esquivar las pérdidas el año pasado y se anotó un beneficio de 171,5 millones de euros en 2012, un 18,3% menos, que supone la cifra de ganancias más baja desde 1989, el año en el que Isidoro Álvarez, actual presidente del grupo, asumió las riendas de la empresa.

Entonces, El Corte Inglés ganó 25.649 millones de pesetas, unos 154 millones de euros, tenía unos 36.000 empleados y facturaba aproximadamente 3,5 veces menos que ahora (unos 4.120 millones de euros). En 2012, el que, como reconocen en la empresa, ha sido el ejercicio más difícil de la actual crisis (las ventas del comercio minorista se despeñaron otro 7,8%, la peor caída desde el inicio del reventón económico), la facturación del grupo cayó otro 7,76% interanual, hasta 14.552 millones de euros. 

Con ese registro, El Corte Inglés, que ya en 2011 se vio superado por Mercadona (una de las grandes vencedoras de la crisis) en facturación, ha visto cómo en 2012 su cifra de negocios ha sido, por primera vez en su historia, inferior a la de otro de los referentes españoles del sector de la distribución, Inditex, cuyas ventas alcanzaron en 2012 los 15.946 millones, un 16% más.

Por líneas de negocio, la mayor aportación al beneficio de El Corte Inglés en 2012 procedió de los grandes almacenes, tradicional motor del grupo, con unas ganancias de 264 millones, un 11,2% menos; la Financiera, que disparó el resultado un 44%, hasta 42,5 millones, tras conceder créditos por importe de 6.664 millones (un 9,5% menos) y registrar “porcentajes estables” de morosidad; la división de Viajes, que ganó 41,3 millones (un 23,3% menos) y las de Informática y Seguros, con un beneficio de 37 millones cada una.

En el lado positivo también destaca el comportamiento de la cadena de moda joven Sfera, que disparó su beneficio hasta 10 millones y parece haber tomado velocidad de crucero. Mientras, siguen sin enderezar el rumbo Hipercor, que redujo el beneficio un 87,5%, hasta 4,4 millones, y la enseña de bricolaje Bricor, que sigue en pérdidas (15,5 millones, un 17,8% menos). Por su parte, la cadena de tiendas de conveniencia Opencor, en plena reestructuración, perdió otros 20,1 millones (un 35% más).

La plantilla media cae otro 2,6% y se ha reducido en casi 11.000 personas desde que estalló la crisis

La plantilla media a jornada completa del grupo se situó en 86.482 personas, lo que supone la cifra más baja de la última década y un 2,6% menos que un año antes, “debido a la no renovación del personal que causó baja (jubilaciones, contratos temporales o bajas voluntarias)”. Entre 2008 y 2012, y tras cinco ejercicios consecutivos de caída del consumo privado, el grupo ha reducido su plantilla en casi 11.000personas, aunque sin recurrir a un ERE (salvo el ajuste temporal de su división de Viajes, que de momento ha levantado este verano).

El ejercicio 2012, cerrado el 28 de febrero de este año, estuvo marcado, recuerda la empresa, por “la contracción del consumo en los hogares, el nuevo marco tributario y, especialmente, por el incremento y reclasificación de los tipos del IVA”, que ha provocado “un descenso del tique medio de compra, el trasvase hacia productos de menor precio y la reducción de márgenes”.

Ese complicado panorama para el sector de la distribución se ha traducido en una caída del número de usuarios de las tarjetas de compra de El Corte Inglés, que se situaba en algo más de 10,5 millones a diciembre (frente a casi 11 millones un año antes) y en una reducción de la afluencia de visitas a sus centros, al pasar de 630 millones en 2011 a unos 600 millones (un 4,7% menos).

El grupo, que cerró el ejercicio con más centros que nunca (86 grandes almacenes y 42 hipermercados Hipercor), redujo su beneficio operativo (Ebitda) un 11%, hasta 734 millones. Las inversiones, una vez que la compañía ha dado por completado su plan de expansión, cayeron un 34,5%, hasta 570,4 millones.

Desde la empresa destacan que esta cifra ya es inferior al cash flow generado por el grupo, que se situó en 676,6 millones, un 5,4% menos. La empresa ha invertido en los últimos seis años más de 7.040 millones y su aportación a la actividad económica nacional ha superado los 108.000 millones, destaca el grupo, que esta semana ha anunciado un acuerdo con la gran banca nacional para refinanciar sus cerca de 5.000 millones de deuda.

En la junta de accionistas celebrada esta mañana, el presidente del grupo ha asegurado que la compañía “conserva intactos sus valores y fortalezas, mantiene su cuota de mercado y es un referente para el consumidor español”. Álvarez, que ha pedido a sus directivos y empleados “dedicación, imaginación y esfuerzo”, ha instado a “seguir haciendo esfuerzos de gestión para superar las dificultades”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba