Empresas

El Corte Inglés mantiene el dividendo y sube el sueldo a sus consejeros pese a la caída de la rentabilidad

El grupo reparte un dividendo de 42,7 millones, un 1,8% menos, tras caer el beneficio un 18,3% hasta la cifra más baja desde 1989 y reducir su rentabilidad hasta solo el 1,1%. El consejo de administración cobró 12 millones en 2012, un 4,9% más.

El Corte Inglés registró el año pasado el beneficio más bajo desde 1989, redujo su rentabilidad sobre ventas a mínimos históricos y vio como Inditex superaba su cifra de negocio por primera vez en la historia. Pese a esos malos datos, el grupo ha decidido mantener el dividendo en niveles prácticamente iguales a los de los tres últimos ejercicios.

Mientras otras grandes empresas españolas, como Telefónica o Endesa, han decidido suspender el dividendo para salvaguardar su balance y han aplicado considerables rebajas de la retribución de sus consejeros y altos directivos, el emblemático grupo de distribución ha decidido seguir otra senda.

En la junta de accionistas del pasado domingo, la compañía que preside Isidoro Álvarez aprobó el reparto de un dividendo con cargo a los resultados de 2012 de 42,7 millones de euros, que prácticamente iguala (es un 1,8% inferior) el del ejercicio precedente (43,5 millones).

Entonces, el grupo recurrió a un truco contable (dotar provisiones millonarias contra reservas, en lugar de hacerlo contra resultados) que le valió una salvedad por parte de su auditor, Deloitte. En su informe de auditoría de 2011, la firma (que ha cambiado al socio responsable de la cuenta de El Corte Inglés) insiste en este hecho, que “afecta a la comparabilidad entre ejercicios”, dice.

Antes de la crisis, El Corte Inglés repartía dividendos a razón de más de 60 millones de euros anuales (en 2008 alcanzaron los 78 millones). Los redujo de forma drástica en 2009 (más de un 60%, hasta 28,4 millones) pero a partir de ahí siempre se han mantenido por encima de los 40 millones.

El año pasado no fue una excepción, pese a que el beneficio del grupo cayó un 18%, hasta 171,5 millones, y su facturación se redujo otro 7,7%, hasta 14.552 millones, la cifra más baja de la última década. Con ello, la rentabilidad sobre ventas se desplomó a mínimos históricos del 1,1%, cuando en 2003 llegó a ser del 4,2%. En 2008, esta era del 2,15% y en 2007 todavía rozaba el 4%.

La empresa, que en 2012 vio caer el número de usuarios de su tarjeta de compra en cerca de medio millón (hasta algo más de 10,5 millones) mientras la afluencia a sus centros bajó más de un 4%, ha visto como un número muy importante de empleados pedía la baja voluntaria en los últimos meses tras la aplicación de un endurecimiento de las condiciones laborales que ha incluido bajadas de sueldos y aumentos de jornada.

Una receta de austeridad que no se ha aplicado su consejo de administración, cuya retribución aumentó en 2012 casi un 5% (un 4,9%), hasta 12 millones de euros.

El sueldo de los consejeros ha vuelto así al listón de los 12 millones anuales, en el que se ha movido siempre en los últimos ejercicios y que perdió sólo en 2011, cuando se redujo más de un 11%, hasta 11,4 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba